sábado, febrero 03, 2007

The Arcade Fire @ St.John's Church, Londres, 30 de enero.

Fui testigo del segundo de los tres conciertos de Arcade Fire en St.John's Church, una iglesia protestante o anglicana, medianamente austera por dentro pero espectacular por fuera, muy cerca de la abadía de Westminster y mirando al Támesis. Lugar de lujo, pues, para una cosa que podía parecer muy espectacular (lo fue) pero no tanto como parece.

Me explico: está guay esa idea de los conciertos en una iglesia pero no siempre la acústica tiene que acompañar. A veces, sobre todo en los primeros temas, la maraña de ruido que emanaba de la banda se volvía demasiado cacofónica. Eran demasiados instrumentos que controlar (ahora han añadido dos músicos de viento, además de numerosos sonidos pregrabados) y se notaba que aún estaban empezando a poner a punto todo lo que quieren hacer.

Menudencias de crítico, qué carallo. Aquello, en realidad, fue tremendo, y cuando lleguen al final de la gira esto va a ser el acabose. Si la noche anterior finalizaron en la parte exterior del recinto tocando un "Wake Up" a pelo, la del 30 de enero lo hicieron más o menos a la inversa, pero dentro. Casi por sorpresa, la banda salió de los camerinos (que estaban en un lateral al fondo), se colocaron todos justo en el centro de la iglesia, en el espacio entre dos líneas de bancos, y se marcaron el mismo tema, con Wim cantando desde un megáfono y gritando "get the fuck up!".

Ya en el escenario -con el logo de "Neon Bible" proyectado sobre las cortinas del fondo, un triángulo y dos megáfonos sobre pies de micro que fueron rulando de un miembro a otro todo el concierto, junto a los ya continuos cambios de instrumentación- abrieron a lo bestia, con "Keep The Car Running", "Black Mirror" y "No Cars Go", aunque fueron los temas que más sufrieron los problemas de sonido y quedaron un poco deslucidos, pero la cosa fue subiendo poco a poco: hubo una parte Régine, donde se enlazaron "Black Wave" y "Haiti" y un inesperado momento álgido a mitad de concierto, con el que ya va a ser el número más impactante de sus shows: tocan "Ocean Of Noise" y tras recrearse en esa parte final con piano y violines que tanto recuerda a los Cure del "Kiss Me", lo van encadenando con las primeras notas de "Rebellion (Lies)". Win la cantó al paso que caminaba sobre las hileras de asientos, rodeado por el público, hasta donde el cable de micro le dejó. Apoteósico.

Aunque a partir de ahí parecía que a la noche sólo le quedaba decaer, lo cierto es que los últimos temas fueron los que mejor sonaron: "Intervention", una enérgica "The Well And The Lighthouse" y la final y furiosa "Antichrist Television Blues". Sólo concedieron un bis, con "My Body Is A Cage"(la menos buena de su último disco, para mi gusto) y un final catártico con "Laika", su aporreo de percusiones y el público ya decididamente perdiendo el control. Fue un set corto (poco más de una hora), en el que tocaron casi todo "Neon Bible" (sólo faltaron "Windowsill" y la que titula el disco) y cuatro temas del "Funeral".

Quizás por el recinto, por lo excesivamente respetuosa que se encontraba la gente (lo cual hasta sorprendió a la banda, según unas palabras de Win entre canción y canción: "¿habéis venido con vuestros padres o qué?") o quizás porque estaban más preocupados de que todo sonara bien que de otras cosas, la banda se mostró algo más contenida que en los festivales de hace dos años.

Ah, y avisté a dos famosos: Chris Martin, de Coldplay, y el cantante de Snow Patrol (que estaba sentado en mi misma fila).

Hay crónicas diarias (cortas, pero con información relevante, como los setlists) de todos estos conciertos londinenses en www.nme.com. Ahí pude enterarme, por ejemplo, de que la tercera noche cambiaron el "Wake Up" por una versión de "Guns Of Brixton" de los Clash. Hay imágenes de los tres conciertos de St.John's en el Youtube, donde podéis comprobar parte de lo que fue aquello. Hay varios del "Wake Up" exterior del 29 y otro (completamente en negro) del interior del 30, pero de esa noche mágica recomiendo especialmente estos videos de "Laika" y "Haiti":
http://www.youtube.com/watch?v=qFbqyEwKbTQ&mode=related&search=
http://www.youtube.com/watch?v=8p93jVLBSaE

Al día siguiente, caótica jornada de entrevistas con toda la prensa europea en el hotel "Plaza On The River" (con sexpistolianas vistas al Parlamento desde el otro lado del río). Al final, compartida con un compañero del diario portugués O Expresso, nos tocó departir con William Butler (hermano pequeño de Win) y Jeremy Gara, dos miembros "secundarios" que, sin embargo, se revelaron como entusiastas conversadores en una entrevista bastante hilarante donde hicieron hincapié en ese sentido del humor surealista y un tanto retorcido que hay en Arcade Fire.

Un placer y un privilegio, por supuesto.

Canción del día: "Laika" (Arcade Fire)

Frase del día:
"Si las ondas Theta indican la fuerza de un orgasmo, las mujeres experimentan un orgasmo diez veces superior, físicamente imposible de soportar para un hombre. Dicho de una manera más cruda, si pasáramos por el cerebro de un hombre la intensidad del orgasmo de una mujer, esto produciría un shock que podría causarle la muerte". (Kunio Kitamura, Director de Planificación Familiar en Japón, según citado en elhematocritico.blogspot.com)

4 Comments:

Anonymous alberto said...

Quién fuera mujer...

6:42 p. m.  
Anonymous Ángel said...

La mayoria de las iglesias, como es lógico, tienen una acustica bastante reverberante, pero me imagino que habrán elegido con criterio. La de mi pueblo creo que suena bien, hablaré con el cura, seguro que no habrá problema para que toquen alli. Mecagüen again!.
Guns of Brixton!!! , lo que me faltaba. Ese tema les va como anillo al dedo.

10:33 p. m.  
Blogger Hematocrítico said...

:)

Qué buena envidia, David. Hacia las mujeres y hacia ti, capullo, que las ondas theta te tuvieron que reventar el tarro en medio del concierto!

12:20 a. m.  
Anonymous Carolina said...

Joder, acabo de leer lo que dice el japo este sobre el orgasmo femenino. En fin, qué puedo decir, que me lo creo. Jodeos, encima somos multiorgásmicas...

7:06 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home