domingo, abril 30, 2006

Esteso y Pajares: El regreso

(Hoy en "La Razón")

La edición de sus películas en DVD y un nuevo proyecto reúnen a la pareja después de veinte años

Pillos, torpes e hipersensibles a la belleza femenina, pulverizaron las taquillas en los ochenta con sus películas. Ahora pueden volver a hacerlo.

Cecilia García - Madrid.-

El revisionismo histórico también llega al cine. Rodaron las películas más denostadas de los años 80, pero también las más populares. Dicho de otra forma: la crítica no estaba de su lado, pero sí la taquilla, ya que al menos un millón de espectadores respaldaba cada una de las películas que estrenaban: diez en seis años. También fueron los reyes de los videoclubs de barrio. Incluso ahora son buscadas en la red para bajárselas. Como dice Andrés Pajares: «Hemos hecho reír a cuatro generaciones de españoles con estas cintas». Pasado el tiempo, pocos se pueden permitir el lujo de negar que hicieron la contracrónica de la Transición. Burda, sí, o no, todo va en opiniones; también facilona, y machista, pero ofrecían pinceladas de la realidad y las inquietudes de buena parte de la población masculina de esa época. Con una salvedad: a los españoles de por aquel entonces no se les aparecía así como así una mujer sin sujetador, salvo en las revistas y en las películas. Eso sólo ocurría en el mundo de Pajares y Esteso que ahora se puede recuperar por cortesía de Manga Films, que lanza en DVD nueve de las diez cintas que protagonizaron juntos bajo la dirección de Mariano Ozores. La historia con minúsculas de España en esos seis años infartantes se escribió así, según este dúo artístico, que, junto a Ozores, ejercía la sociología de bolsillo: en 1977 se legalizó el juego en España; dos años después, jugar al bingo era casi un deporte nacional. En 1979, la pareja cantó mucho más que una línea con «Los bingueros», primera cinta de esta saga. En ella, Pajares y Esteso crearon unos personajes que se convirtieron en un estereotipo: dos perdedores, unos pícaros del siglo XX, que, con sus chanchullos, pretendían un ascenso social, aparte de ligarse a todas las tías que se les pusiesen a tiro y también a las que no.

Ozores, como Lope de Vega. El patrón encajó igual de bien en el filme «Los energéticos» (1979), en el que, casualmente, justo cuando el régimen de Jomeini impulsaba una segunda crisis del petróleo, los actores interpretaban a dos hombres de campo que, enfrentados desde generaciones por sus tierras, descubren que en ellas hay petróleo, que pronto será codiciado por un jeque árabe, interpretado por Antonio Ozores con ese don de lenguas que le caracteriza.
Suma y sigue. Mariano Ozores –al que Pajares califica como el «Lope de Vega del cine español por su capacidad de hacer crítica social con mucho humor»–, lanzó otro órdago con «Yo hice a Roque III», parodia, evidentemente, de «Rocky», pero sin idealismos americanos y sí con mucha cotidianeidad hispana. Al año siguiente, 1981, «Todos al suelo», título que se cogió prestado, sin el taco, al teniente Tejero, aunque era un homenaje a «Atraco a las tres». Después vinieron «Los liantes», «Los chulos», «Padre no hay más que dos», «Agítese antes de usarla», hasta «La Lola nos lleva al puerto», la última, aunque a partir de ahora habrá que decir penúltima, que rodaron en 1984. Y siempre, en todas y cada una de ellas, una constante: el erotismo y sus circunstancias, que salpicaba las tramas con las estrellas del destape del momento Jenny Llada, Adriana Vega, Beatriz Escudero, África Prat..., y, como era lógico, se trataba un sexo urgente y básico, con los pantalones casi siempre puestos. Todo lo contrario que ellas, siempre desnudas y en la posición más favorecedora, mientras ellos ofrecían la visión más rijosa del macho ibérico. Ahí puede que también se sintieran identificados muchos espectadores y puede que Ozores, Pajares y Esteso, con esos desmanes sexuales tan poco estéticos, criticasen la represión sexual que sufrieron los de su generación. Las risas eran constantes en las salas porque, como apunta Pajares, «eran los ‘‘freaks’’ de entonces, pero bien retratados, con mucho respeto y, sobre todo para que la gente se divirtiese». Tanto, que aún les añoran.


Andrés Pajares todavía se muestra escéptico con el proyecto «El código Aparinci», en el que volvería a compartir planos con Fernando Esteso. «He emplazado a la productora a que me manden un guión bien hecho antes del 30 de mayo, Si no, no hay película». El actor está descontento con la sipnosis inicial que le han enviado, aunque «parte de una idea buenísima». Considera que, aun siendo una parodia de «El código Da Vinci», debe haber «más actualidad, aunque claro, si a estas alturas les tengo que descubrir a estos señores la fórmula de una película...» en la que puede que el director sea Mariano Ozores, extremo aún por confirmar. Lo que tiene claro Pajares es que no va a hipotecar su prestigio por este proyecto. «Tengo una dignidad interpretativa y no me voy a jugar el tipo». Por supuesto, descarta, como se ha anunciado, que se empiece a rodar en junio. Sólo le preocupa que sea divertida y conecte con la gente. Si se rueda, está convencido de que el público irá a verla. «Da igual como se llame, ‘‘El código Aparinci’’ o ‘‘Los bingueros 2’’, tenemos admiradores de todas las generaciones e irán a verla para ver cómo hemos envejecido, si somos igual de graciosos...». Habrá que esperar al verano para comprobar si la película es una realidad. Por ahora, se mantiene el suspense.

Canción del día: "Gone" (Pearl Jam)

Frase del día: "Tengo una dignidad interpretativa y no me voy a jugar el tipo" (Andrés Pajares)

Famosos avistados: Ian Gibson (C/ Carretas)


5 Comments:

Anonymous Calros said...

Uno de los editores de Fly Music con el que trabajo habitualmente, se ha pasado el último año restaurando con los sistemas más modernos la filmografía de Pajares y Esteso. Trabajaba en la productora de Cherry, como suele decir. Realmente Cherry es Enrique Cerezo, el presidente del Atlético de Madrid y dueño de Manga Films. ¿Te imaginas un año entero limpiando fotograma a fotograma las pelis de "los freaks"?

4:52 p. m.  
Anonymous javier feedback said...

La viagra, estaba visto, iba a traer estas consecuencias.

5:29 p. m.  
Anonymous el alto said...

"Tengo una dignidad interpretativa (?) y no me voy a jugar el tipo (???)". Pues creo que aún le vi, no hace mucho en televisión, 'jugándose el tipo' en algún sainete con argumento muy similar al de las pelis de Mariano Ozores...

12:41 a. m.  
Anonymous Lois said...

Por certo, o Ian Gibson avistado é o mesmo autor de Neuromante? ou era Willian Gibson? mmm xa non sei

3:52 p. m.  
Blogger David said...

Jajajaja, non, Ian Gibson é o famoso historiador que vive en España.

4:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home