miércoles, junio 29, 2005

¿De qué tiene miedo Madrid?

Desde la perspectiva centralista de los medios de comunicación madrileños, el principal caballo de batalla tras el resultado de las elecciones gallegas es la reforma del estatuto y algo tan baladí como la posible inclusión del término "nación" en referencia a Galicia. Eso, y el temor a una ofensiva nacionalista propiciada por el BNG de forma análoga a lo que ha sucedido en los tripartitos catalán y vasco. Siempre me ha hecho mucha gracia esa obsesión de los españolistas por evitar que las comunidades históricas luchen por su parcela de poder (político, económico, cultural) y la asociación de esos aspectos a una especie de subversión que, especialmente desde la óptica del PP, desembocaría en conspiraciones judeo-masónicas junto al terrorismo internacional, separatismos violentos radicales y bla, bla, bla. De lo que nunca se habla es: ¿por qué ese interés rayano en lo enfermizo por mantener la Unidad Nacional y evitar que la periferia tome sus propias decisiones? ¿Qué intereses hay detrás de un gobierno central cuyo nerviosismo crece en progresión geométrica cada vez que se habla de emancipación de otras comunidades que tienen sus propias señas de identidad cultural e histórica? ¿Por qué tanto hincapié en este tema hasta el punto de que los medios de Madrid lo perciban como un gran problema por encima de problemas mayores como el paro, el acceso a la vivienda o el cambio climático, por citar los primeros que se me vienen a la cabeza?
Que nadie se engañe. El caballo de batalla de Galicia es otro, como bien ha dicho en el periódico Diagonal el profesor de Ciencias Políticas Carlos Taibo: "El país vive inmerso en una vorágine en la que se dan cita el caciquismo más descarnado, un despotismo parlamentario que carece de parangón, el estallido de frecuentes espasmos ultramontanos, la incompetencia y la inmoralidad a la hora de encarar genuinas desfeitas ambientales, la consolidación de inéditos niveles de desempleo y, por dejarlo ahí, la reaparición de una lacra que se creía del pasado: la emigración, en la carne de muchos jóvenes". Mientras en los madriles siguen alarmados ante el fantasma de que Galicia se haga denominar "Nación", su ceguera (deliberada o no) ante estos temas parece persistir y su ignorancia ante la problemática local de Galicia acrecienta aún más la necesidad de que ésta se haga escuchar de una puta vez. El nuevo gobierno tiene aquí su trabajo más importante.

Canción del día: "The Ballad Of A Crystal Man" (Donovan)

Frase del día: "Nazi, come de este prepucio circuncidado" (pintada en la Plaza de Pontevedra, en A Coruña)

Famosos avistados: Amparo Llanos en el concierto de Green Day

3 Comments:

Anonymous calros said...

Hablando de emigración. En los cuatro años que llevo en Madrid ya me he encontrado a cuatro personas que estudiaban conmigo en la Universidad de Santiago que se han trasladado al foro. De una clase de 50 casi el 10% se ha trasladado aquí para buscarse la vida. ¿Cual será el porcentaje total de gallegos viviendo en Madrid?

4:30 p. m.  
Blogger David said...

En Madrid no sé, pero ya hay quien dice que la quinta provincia gallega está en Canarias, donde mogollón de jóvenes han emigrado para trabajar en la hostelería y el turismo. Y no sólo eso: recuerdo ahora a un compañero de Sociología, uno de los más preparados y con mejor expediente de su promoción (la primera en Galicia, por cierto), que se fue a dar clases a La Laguna porque en su tierra no hay sitio para él.

1:49 p. m.  
Anonymous kurique said...

Y sin embargo la principal prioridad del nuevo Gobierno gallego es, a su vez, que a Galicia se le llame Nación.

En esas estamos...

7:39 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home