sábado, noviembre 28, 2009

Otra entrevista a The Wave Pictures

Igual que hay grupos a los que tienes la oportunidad de ver dos veces en un año (o más), con algunos incluso te ofrecen entrevistarlos también dos veces en apenas seis meses y para el mismo medio. Después de la de abril, esta vez me encontré con la banda al completo en los camerinos de Expocoruña, donde tocaron a finales de septiembre en el Daisy Market. Ayer se publicó en La Luna de Metrópoli. Aquí, un extracto de algunas de las cosas que me contó David Tatterstall.

-Definitivamente, va más gente a vernos en España que en nuestro país. No sabemos por qué es así, ha sucedido de forma muy natural. La primera vez vinimos con Darren Hayman, que nos llevó de gira con él. Luego volvimos, hicimos un tour por nosotros mismos, salió nuestro disco anterior con muy buenas críticas. Parece mucho más difícil para la gente en Inglaterra que sea capaz de pensar por sí misma de ese modo, que les gustemos sin mucho hype ni nada de eso.


-Siempre es difícil saber qué cosas van a acabar siendo útiles para tu música y cuáles no, o decir cuáles de esas cosas las descubres para ti mismo y cuáles para lo que estás haciendo. Realmente me encanta la música española de guitarra, especialmente Manitas de Plata, de Andalucía, el disco de Veneno.. pero no voy a hacer algo tipo Paul Simon, de llevarnos a músicos flamencos a tocar en nuestro próximo álbum. Seguiremos haciéndolos como los estamos haciendo. Al final todo está influido por el rock and roll norteamericano e inglés, es la tradición en que nos movemos.

-Bruce Springsteen no es uno de mis artistas favoritos, aunque lo fue cuando era joven. La intención del proyecto “Bruce Springsteen Tribute” era ver si algún sello estaba preparado para hacerlo. Realmente nos gusta trabajar, grabar, tocar… en un mundo ideal podríamos hacer un disco cada mes, pero el problema es que no hay demanda del mercado. Lo de Bruce Springsteen fue simplemente una oportunidad para tocar y grabar algunas canciones que nos gustaban, fue divertido. A John Jarvis, del sello Where Its At Is Where You Are le gustó la idea de distribuir 300 copias de lo que fuera en un 7” compartido con Darren Hayman y regalar un álbum dentro. Bruce Springsteen no es un favorito absoluto, pero me gusta mucho.

-Cuando Franic y yo empezamos a tocar hacíamos muchas canciones de Jonathan Richman, pero también de Dire Straits que aprendimos en un libro de acordes de sus grandes éxitos. También los Rolling Stones. Los discos de Jonathan Richman me encorajinaron a escribir mis propias canciones y cantar.

-Me encanta tocar con Darren Hayman, ha compuesto grandes canciones, es amigo, y es un placer y un privilegio tocar con él. Lo mismo sucede con Stanley Brinks, pero no hay mucha gente así.

-Creo que empieza a hacerse necesario que hagamos un disco más similar a nuestro show en vivo. Ahora me doy cuenta de que hay una discrepancia entre ambas cosas y que los directos son más fieles a nosotros mismos que las grabaciones. (Reflexionan entre ellos) Supongo que los solos largos de guitarra y los momentos más ruidosos son más para el directo, y cuando lo grabas es normal que lo acortes.
-(Jonny Helm) Franic y David se pasan mucho tiempo pensando en la producción, pero cuando tocamos juntos ante un público excitado eso es muy divertido y te lleva a seguir tocando así, es algo muy natural. Cuando grabas no hay nadie mirándote, es una forma diferente de hacer música.

-¿Qué Jesús Llorente dice que si fuésemos bordes y nos drogásemos seríamos súper estrellas? Creo que hay un elemento de verdad en lo que dice. Hay muchos artistas que se comportan siempre en el escenario con una pose extremadamente seria y vistiendo ropa ridícula, muy pomposos, actúan literalmente delante de la gente. Nosotros no sabemos hacerlo, hemos ido a la universidad, somos un poco más listos, somos majos y agradables, que me parece algo tan importante tanto si estás en una banda como para tu vida en general. Creo que a veces el público no se toma la música tan en serio como si actuásemos como una banda de rock and roll, es el precio de no chutarnos heroína o actuar en el escenario como Iggy Pop, pero es que a mí eso no me sale: solo soy un ser humano normal (risas de los otros). A veces cuando estamos en el backstage de un festival y vemos a la gente caminando por ahí como cacatúas, con pelos ridículos y ropa con la que no podrían ir a ningún sitio que no fuera estar en una banda, nadie les daría trabajo a esta gente.

-Escribo mucho y mantengo muchas canciones pereparadas para tener un amplio repertorio de directo, es algo muy importante para mí.

-Las cosas que me inspiran, que me llevan a escribir canciones son las canciones de otra gente, además de películas, libros, más que algo que tome directamente de la vida real. Suele ser otro arte el que me incita a escribir cosas. ¿La última vez que me ha sucedido? He estado viendo varias películas de John Cassavettes, como “Shadows”. No me ha inspirado de una forma directa ni obvia, pero viéndole hablar en los extras del dvd, por ejemplo, me incitó a escribir, tampoco es que quisiera hacer algo parecido a eso, pero sí hacer algo, funciona así. Nada que ver con las historias de sus películas ni su vida. Pero en las canciones no encontrarías nada por lo que las pudieses relacionar de ningún modo con ello. Igual que hoy, íbamos escuchando a The Mountain Goats en el coche y también me ha dado ganas de componer algo: simplemente las cosas buenas te incitan a querer hacer otras cosas buenas, aunque eso no se relacione estilísticamente, igual que escuchar a Dire Straits nos incitó a tocar juntos. Cada vez que escucho una buena canción me da ganas de componer.

-Cuando nadie nos escuchaba simplemente queríamos seguir haciéndolo porque sí, porque nos gustaba y nos divertía. Es muy fácil crear cosas cuando nadie te presta atención, e incluso es probable que ese sea tu mejor material, porque lo haces por la mejor razón. Otra más sincera: antes también hacíamos otras cosas al mismo tiempo, estábamos en la universidad y hasta que terminamos no pudimos dedicarnos a la música a tiempo completo. No hemos sido unos artistas luchadores en ese sentido, sino que éramos chavales universitarios con una banda, como cientos. Ahora vivimos de la música desde hace seis meses, aunque Johnny todavía trabaja.

-Yo haré un álbum en solitario para vender en los conciertos, Franic y yo también tenemos un proyecto en solitario, nueve canciones con un violinista, mandolina y guitarra acústica, un álbum muy triste. También habrá un álbum de Wave Pictures el año que viene, diez nuevas canciones que estamos tocando en directo en estos conciertos más que las de “If You Leave It Alone”, saldrá solo en vinilo y descarga, esperamos que en marzo.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

asquerosamente coherentes y guays.

10:18 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home