martes, noviembre 03, 2009

Entrevista a Joe Crepúsculo

Este viernes se publicó en Metrópoli la entrevista que le hice a Joe Crepúsculo a finales de septiembre, cuando estuvo en Coruña, tocando en el festival Daisy Market. El concierto fue bastante olvidable, pero guardo un buen recuerdo de esa agradable tarde junto a los ventanales del Playa en compañía de Crepus, Sergio de Thelemáticos (el co-productor del disco y su acompañante en directo) y el factótum del sello Discoteca Océano y compañero en el periodismo, Félix Ruiz. Esto fue parte de lo que deparó:

¿Por qué se titula "Chill out" el nuevo disco?
Es un título que hace referencia a su estilo, es un disco oscuro que va como por debajo de los otros en cuestión de contenidos. Quería darle un sentido como de enfriamiento, como de esas perversiones que hacen con el chill out, que es como hacer análisis de cadáveres como el que hacen con el Hotel California, como de una forma muy esperpéntica. Muy acertada o no, mi idea era darle esa intención.

¿Como de desfigurar las canciones?
Las canciones siguen siendo similares, lo que quería era deformar la forma. Supercrepus era más de cara al sol, y éste tiene más cristales y espejos.

En tu myspace te defines como trovador tecno, pero este disco es más orgánico, más complejo instrumentalmente, ¿no?
Es una evolución, querer hacer cosas diferentes e ir cambiando. La proporción de temas tecno sigue siendo parecida, hay como tres canciones de cada diez. Me apetecía grabarlo con baterías, hacer un cambio, que sonara mejor todo.

¿Cómo vais a llevarlo al directo?
Ahora Sergio y yo tenemos que ponernos las pilas, reformaremos todo el repertorio y tendremos que darnos de cabeza, porque queremos mantener el mismo formato y ver qué nos apetece tocar del nuevo y cómo.

Me sorprenden esas guitarras aflamencadas o con punto de rock urbano o que recuerdan a, no sé, Joaquín Sabina, sin complejos. Es algo que en la escena indie va a levantar sarpullidos.
Es que lo del indie, es que yo no soy indie, no tengo nada que ver, ni lo escuchaba en su momento ni ahora, así que lo que diga la gente del indie me da igual. A mí me gustan Dire Straits, Pink Floyd con David Gilmour, aunque a Sergio le dé por el culo.
(Sergio) A mí no me gusta, de hecho ese tipo de guitarras es lo que más odio del mundo, pero ahí están… están ahí, y no sé si son dolorosas para el corazón de alguien… están ahí para bien y para mal, no sé.
(Crepus) Si les duele a los indies mejor cuanto más les duela, a ver si así dejan de escuchar lo que oyen.
(Sergio)Me mola lo del rollo Sabina, esa comparación ya me parece extrema (risas)

Pero la voz sigue teniendo como ese punto amateur, descuidado, ¿no?, me recuerda a cuando pusieron a cantar al propio Sabina en plan como era él en "19 días y 500 noches"
Ah, ¿sí?, pues yo pensaba que sonaba mejor y que está mejor cantado. Creo que ahí estás equivocado. De hecho, suena mejor porque está grabado con micros mejores. Y cantado… igual está un poco más susurrado, pero al final yo creo que afino un poco mejor que los anteriores. No voy a cantar nunca como Frank Sinatra, pero dentro de mí hay cosas, no espero cantar como un ángel.

Entonces no hay un descuido premeditado.
En este disco no lo ha habido. En los otros igual por cómo sucedió, era producción mía, pero ahora queríamos sonar bien y creo que lo hemos conseguido. Otra cosa es la voz, pero es que si no canto bien..., es mi forma de cantar e intento utilizarla como una herramienta lo mejor que puedo.

¿Eres más directo ahora en lo que quieres comunicar?
Yo creo que no he cambiado demasiado. No ha pasado tanto tiempo desde el primer disco. Hay algunas canciones trascendentales, otras menos, me sigue costando hacer letras, así que más o menos estoy igual.

En tus canciones percibo una filosofía de la vida muy vitalista e inocente
Vitalista sí pero, ¿por qué inocente? Es más bien práctico, útil.

¿Te gusta que tu música tenga un alcance popular y que las canciones lleguen directas a la gente?
Sí, muchos estribillos los he hecho pensando en que los cante mucha gente en un bar como "Diridi daradá" o "Momentos bestias", que me parece también un poco desagradable ver a mucha gente cantarlas en un sitio, y por eso me gustaba, verle ese punto. Simples algunas sí, otras no tanto. "Suena brillante" no es simple porque no sé ni yo lo que quiero decir. Normalmente me gusta tenerlo claro, incluso cuando pongo espejos, diversas perspectivas, me gusta que esté todo cerrado o a punto de cerrarse, como hacía Píndaro, el poeta griego, que partía de lo concreto, luego hacía como una especie así y eso siempre funciona, que le des vueltas y acabes en otra cosa. No sé si lo he conseguido o no, pero es lo que me mola.

A "Diriri Darara" o "Ritmó mágico" les veo un aire de verbena rave, de garito playero, en plan "Ritmo de la noche"
Sí, ilusión me hace. En una verbena bailando, si atravesamos esa barrera estaríamos en un buen punto.

Otras tienen un rollo más de canción romántica intemporal, de karaoke
Ya, es que me gustan mucho los karaokes. Cuando empezamos las giras quería ir a los karaokes de todas las ciudades. Me gustaba ver qué canciones les gustaban a la gente y cuáles cantaban. Éste es un disco hecho para un karaoke, tiene esa base, es lo que más me apetecía hacer, como Julio Iglesias (Sergio habla entonces de Eros Ramazzotti y discute con Joe, dice que no se fijó en lo que dice "Si bastasen un par de canciones" hasta que lo vio en un karaoke y que la letra presupone que esa canción contiene dos buenas canciones y entonces ambos se descojonan de lo pretencioso de la idea)

Con el "Supercrepus" hablabas de que, frente a objetivización del primer disco, buscabas una temática sentimental no necesariamente autobiográfica para acercarte más al oyente. ¿Sigues con esa idea?
Ésta es la cara oscura del "Supercrepus, la del espejo convexo", la misma visión subjetiva pero puesta a la sombra, una visión oscura y esperpéntica con formas raras. “Si no te beso”, por ejemplo, habla de un amor así como un inocentón pero en realidad habla del primer amor, del tipo que está completamente zumbado y que sabe que si no ve a la chica se va a volver loco. Eso es esperpéntico, por ese desagradable de que te falta la persona y te quieres morir porque te falta todo. Luego “Noche eterna” y “Cárcel de amor” son cosas desagradables todas. Y “Ritmo mágico” también, es una despedida, porque habla muy bien del ritmo pero también de cuando no venga. La única que no es oscurilla es “Todo lo bello es gratis”, que es una punta de lanza de la tienda de campaña del chill out, porque si no se cae todo.

Después de dos discos en un año, en éste has tardado más. ¿Costaba más que salieran las ideas?
En verdad he ido lento porque me ha costado más. "Supercrepus" se hizo en un periodo de tiempo muy corto porque todas las canciones que me salían eran buenas y no quise quitar ninguna. En este sin embargo me ha costado mucho, he recortado, no lo veía tan claro, había cosas que tuve que preguntar a un consejo de sabios que me ayudó un poco. Cada vez lo vas pensando más, o no lo sé. Cuando tenía mi trabajo llegaba a casa y me ponía a hacer, ahora me cuesta más.

¿Hay conflictos con Tarántula?
Van yendo guay las cosas, cada uno va a su manera y no hay problema. ¿Te ha molado el disco?

Sí, sí. Volviendo al tuyo, ¿hay muchas referencias ocultas como aquellas de Dire Straits o San Agustín de los anteriores?
Hay algunas pero no te las voy a decir porque no quiero que me ataquen. Bueno, te lo voy a decir pero no lo pongas: -XXXXXX- está en casi todas, es secreto, que luego vienen los de las pinzas y me las ponen en el culo

¿Quién es el coro de feligreses que canta en "Momentos bestias"?
Es así, un coro que cantaban cosas en plan “señores, la verdad” y luego se volvía rumba, algo muy bestia.
(Sergio) Justo grababa el coro allí, pero no lo digas tampoco por si lo leen.
(Crepus) Estábamos mezclando pensando en un coro góspel y nos dijeron que el domingo no podía ser porque venía un coro. Yo creía que no querían decir "momentos bestias" pero se rieron, les hizo gracia. Es como si vas a la playa y te pillas a quince personas para hacer un coro. Oye, ¿y a ti qué te parece el disco? ¿Tú eres indie de la vieja escuela?

Hombre, no sé si definirme así, pero...
Hostia, perdona lo que te dije antes, ¿son dolorosas las guitarras?

Qué va, si a mí me gusta que me rompan los esquemas
La de "Didriri Darara" mola porque metes una guitarra rock haciendo el riff en medio de un tema tecno y suena muy californiano, como de heavy metal, como zz top en los 80.Esos discos son buenos, ¿eh?, el "After Burner"...

¿Cuáles son tus grupos favoritos?
A mí me mola mucho Kiko Veneno, Bob Dylan, Fleetwood Mac, Supertramp, Dire Straits… lo que no entiendo es que cuando lo decía parecía que me estaba burlando de la gente, pero a mí me molan, tienen temazos superbuenos. No entiendo ese desprecio que ha tenido según qué sectores, parece que estaba prohibido que te molara eso, sólo te podía molar Joy Division y Sonic Youth.

Tengo la teoría de que perteneces a una nueva escena barcelonesa sin complejos ni preocupación por el qué dirán, libre en cuanto a la estética, los referentes, que se autoedita…, todo eso frente a una generación de los 90 que, en efecto, parecía que no podía salirse de esos cánones de Sonic Youth y tal, y de la que David Beef se ha enganchado a vosotros...
Yo no veo ruptura porque nunca he estado en eso ni me ha gustado. Lo de Tarántula la verdad es que Dani y Eneko tuvieron una forma de ver las cosas que se anticipaba a todo lo que vendría después. No sé si eso se dice mucho, pero fueron de los primeros en hacer eso. David parece que siempre está ahí, como si fuera el espíritu de la música, además de gran colega. Hostia, David es super guapo, a mí me mola mucho.
A ver si va bien la cosa, hacemos un nuevo orden y retiramos a muchos y les damos una patada en el culo

¿Qué importancia le das al número 1 de Rockdelux en tu carrera?
Eso ha sido esencial. Yo no estaría donde estoy ni habría tocado donde toqué ni estaría viviendo de la música si no fuera por eso. A partir de ahí me pudo conocer mucha gente. Si en lugar de eso hubiese sido número 50 todos sería muy diferente ahora. Yo siempre he visto muy raro lo de lo mejor del año, eso de hacer una jerarquía es una degeneración del espíritu de ganadores, y me da un poco de miedo que la música dependa tanto de eso. Si yo ahora estoy viviendo de esto, estoy muy agradecido, pero me da un poco de cosita tener que depender de que venga un pavo y te ponga en el 83 o en el 15. También supongo que influye que Supercrepus entró en el momento adecuado, RDL llevaba tiempo dándoles el número 1 a gente clásica, e igual de sacar el disco unos meses antes o después seguro que no habría salido. Eso es lo que da miedo de la música como forma de vida. “Esto es el número 15”, es cartesianismo puro”.

Pues para terminar ese clásico, ¿proyectos más inmediatos?
No sé, yo no quiero parar de hacer cosas, y no me voy a contentar con ir tirando, quiero ir a más siempre, cambiar, evolucionar y a ver si le damos forma a este asunto. A ver.

Canción del día:
"Last Dance" (The Raveonettes)

Frases del día: "No hago telebasura, sino neorrealismo televisivo"/ "Desde que me dieron el Ondas no paro de llorar" (Jorge Javier Vázquez)

2 Comments:

Blogger supersalvajuan said...

Neorrealismo, casi casi, como el Pisito.

4:11 p. m.  
Anonymous :0 said...

Desprecia "lo indie" y luego quiere darle una patada en el culo... ¿a quién? ¿Y para qué? ¿Para ponerse él en el trono? Ay, cuánta contradicción.

2:49 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home