viernes, agosto 01, 2008

1993: El año en que amamos a Liz Phair

Mi disco de este verano está siendo la reedición del "Exile In Guyville" de Liz Phair, al que los 15 años que han pasado no le han sentado nada mal: mantiene intacto su poder de persuasión emocional, esa inocencia deslenguada y -con perdón por el lugar calamarista tan común- toda su honestidad brutal.

Escribía hace poco un crítico del "Spin" que ese álbum se reveló ante una nueva generación de mujeres asoladas por la incertidumbre, por la tensión entre la confianza/autoafirmación sexual y el romanticismo, la fortaleza y la fragilidad, la independencia y la soledad, el humor y la desolación. Se situaba, según él, en el centro de una cultura en transición. Hombre, igual tal juicio es exagerado: quizá Liz Phair no fue la primera en meter el dedo (valga la expresión) en esas cosas, pero sí, como se suele decir en estos casos, lo expresaba de tal manera que tú creías escucharlas por primera vez.

En la reedición se incluye un interesantísimo documental (filmado videocámara en mano por la propia Liz) en el que se reflexiona sobre todo esto. También, por cierto, se pudo ver durante una semana en pitchfork.tv. La parte más chula es la final, en que ella entrevista a chicas que hacen música y hablan sobre cómo el disco cambió sus vidas. "Aquello no era 'girl power' era un 'fuck you'", dice nítidamente una de ellas mientras otra cuenta cómo, al ponerle la cinta en el coche a un chico, él le dijo que aquello le encantaba, que ambos se sentían superidentificados y superunidos por ese disco hasta que ella, de repente. pensó:... "pero, cómo, aquí hay algo que no encaja: se supone que a ti esto no te debería de gustar".

¿Música para chicas, como la canción de Baxendale? Tal vez. Otra de las cosas más curiosas del documental es la presencia continua de Steve Albini, de super colegueo con ella, cuando en su momento tuvieron una sonora polémica propiciada por el productor: éste acusaba a Liz de ser una pija alternativa, un producto de márketing con envoltorio underground. (En realidad, con esto, Albini se estaba anticipando a la Liz Phair futura, una desconcertante pin-up chanantemente feapa con curiosas incursiones en las listas de ventas). Pero, a lo que iba, Albini -probablemente arrepentido por aquellos juicios-, revela en el docu que en Chicago (donde ambos vivían), ese disco había sido especialmente importante para las chicas. "No creo que eso sea trivial: se pasaban la cinta unas a otras", declara.

Sorprenden también las declaraciones del gigante mainstream Dave Matthews, quien confiesa que descubrió el disco por su hermana y que inmediatamente flipó por su forma de cantar vulnerable y asustada en "Glory". "Era como cuando tienes que hablar ante la gente y no estás acostumbrada", cuenta. Por su parte, el actor John Cusack dice -con tanta lucidez que parece estar interpretando a Rob Gordon en "Alta Fidelidad"- que ella simplemente intentaba expresar sus valores ante ella misma sin buscar el reconocimiento. "Aquella chica era tan triste...", confesará posteriormente Liz al mirarse por el espejo retrovisor. No faltan tampoco las anécdotas sobre la discusión en torno a por dónde había que cortar la foto de portada ni el retrato de una época en que lo más era Nirvana y Pearl Jam, pero también Urge Overkill, Veruca Salt o unos incipientes Smashing Pumpkins. En lo personal, recuerdo que yo por entonces era de los que decían que, entre Liz Phair y PJ Harvey, yo era de Liz Phair. Evidentemente, luego dejó de ser así.

Una curiosa anécdota final que acabo de descubrir en la Wikipedia: su guitarrista habitual (y fugaz pareja sentimental) se llamaba Dino Meneghin, como el pívot italiano que tuvo tantos épicos enfrentamientos con Fernando Romay.

Información adicional recomendada:
http://www.musicaenlamochila.net/index.php?s=liz+phair
http://www.pitchforkmedia.com/article/record_review/51441-liz-phair-exile-in-guyville-15th-anniversary
(Por cierto, con puntuación exactamente una décima por debajo de la que le dan a la reedición del "Parallel Lines" de Blondie).

Y un ruego final: ¿Nadie la va a traer a tocar a España este año?

Canción del día: "Help Me Mary" (Liz Phair)
http://www.youtube.com/watch?v=iLOf1f_Qz6Y

Frase del día: "Nuestras Fuerzas Armadas no son una oenegé, son una organización militar armada" (Carme Chacón)

5 Comments:

Anonymous adri said...

david te molo la recreacion del post de bjork que hicieron liars,no age,xiu xiu...?Hay algunas cojonudas.

un abrazo fuck and run

3:45 a. m.  
Anonymous adri said...

david te molo la recreacion del post de bjork que hicieron liars,no age,xiu xiu...?Hay algunas cojonudas.

un abrazo fuck and run

3:46 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Help me, mary, please
i've lost my home to thieves
they bully the stereo and drink
they leave suspicious stains in the sink
They make rude remarks about me
they wonder just how wild i would be
as they egg me on and keep me mad
they play me like a pit bull in a basement, and for that...
I lock my door at night
i keep my mouth shut tight
i practice all my moves
i memorize their stupid rules
I make myself their friend
i'll show them just how far i can bend
as they egg me on and keep me mad
they play me like a pit bull in a basement, and for that...
I'm asking you, mary, please
temper my hatred with peace
weave my disgust into fame
and watch how fast they run to the flame


El año que amamos perdiendo mi eje

3:00 p. m.  
Anonymous Calros said...

Por tu culpa -demasiados ratos en tu casa como hilo musical- se ha convertido también en uno de mis discos del verano. Hazte con el de The Walkmen, muy recomendable.

5:17 p. m.  
Blogger David said...

Tanto el homenaje a "Post" como el de The Walkmen están en esa lista de discos pendientes de hacerme con ellos, ya os contaré.

6:26 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home