miércoles, enero 30, 2008

Disco del mes (II). "A Wretched Sinner's Song", de Songdog

I'm drunk on altar wine and punch-drunk with regret,
There's torchlight in the wood but they haven't found me yet,
"There's room for one more soul in Hell", said the scarecrow in the Batman mask,
She was tugging at her hemline as she walked into the bar
But she didn't care how high it rode as she climbed in my car,
"You look like Kim Novak", I said. But by then she was already dead.
("Like Kim Novak", Songdog)

Muchos estamos hartos de los cantautores neo-country deprimidos, ya sean británicos o yanquis (sin ir más lejos, Víctor Lenore propone que alguien escriba algún día un artículo titulado "Minessotta, caballo y rey"). El problema es que, entre tan excesiva moda, a veces me da la impresión de que los artistas más interesantes se pierden, quizá por falta de promoción, porque no tienen detrás una biografía turbulenta/ interesante, o simplemente porque no le interesan a nadie y no hay más vueltas que darle.

Me ha sucedido eso, por ejemplo, con anónimos como Scott Garth o los portugueses Old Jerusalem, y me volverá a suceder con Songdog, un trío comandado por el ex dramaturgo galés Lyndon Morgans. Su cuidadísimo folk-rock (que incluye siempre de forma versátil, pianos, arreglos de cuerda, banjo, acordeón, tablas mandolina y hasta sierra musical) está puesto al servicio del oyente y no sólo de la exhibición emocional del cantautor. De voz melancólica y dura, con un pulso narrativo muy beat y esa eterna obsesión por el romanticismo callejero, la sordidez, el fatalismo y los vicios autodestructivos, Morgans tiene un pie en el estilo de I Am Kloot, otro en el de Bright Eyes y una mano en el de Fionn Regan. Y escribe canciones que, con títulos como "I Bought A Rose From The Guy At The Traffic Lights", nunca podrán ser malas.

En su web oficial, bromea (porque hay cinismo británico, por supuesto) con que Songdog es la banda favorita de Schopenhauer. No lo sé, pero al menos va camino de convertirse en la mía. Y eso que no me enteré de su existencia hasta ahora, cuando en realidad ya tienen tres álbumes anteriores: "The Time Of Summer Lightning" (06), "Haiku" (o3) y "The Way Of The World" (01).

Me temo que seguirá siendo un artista secreto e ignorado. De momento, las primeras reseñas en la prensa británica andan entre las 2 y las 3 estrellas (sobre 5). Songdog: el perdedor del año.

www.songdog.co.uk
www.myspace.com/songdog1

Canción del día: "Like Kim Novak" (Songdog)

Frase del día: "José María Aznar lleva una vida de intelectual" (Ana Botella)


3 Comments:

Blogger joan said...

Songdog estuvo hace años en Mallorca en un concierto organizado por el festival/promotora Waiting For Waits, habitual en esto de traer a gente que no ha estado nunca aún en España (y también acostumbrado a traer a algunos de los llorones a los que mencionas al principio: por cada Joe Pernice, Andrew Bird o Will Oldham también se tiene que sufrir a otros que poco más aportan, pero en fin, que su labor es más que encomiable).

9:57 p. m.  
Blogger David said...

Cierto, Joan, este detalle me olvidé de comentarlo, pero hojeando su web venían varias crónicas del Waiting For Waits. ¿Lo llegaste a ver?

12:17 a. m.  
Blogger joan said...

si no me equivoco actuó dos veces en mallorca. yo lo vi la primera, y debo reconocer que me dejó un poco indiferente. pero de eso hará unos cinco años, quizá ahora me gustaría más, no sé.

10:56 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home