martes, enero 15, 2008

"This Is England", de Shane Meadows. El mundo se equivoca.

La película que, para mí, mejor cuenta el ascenso del fascismo entre la clase obrera británica es "Liam", de Stephen Frears. La que mejor retrata a la generación de los 80 desde un punto de vista de flashback es "Dos chicas de hoy", de Mike Leigh.

Shane Meadows tiene mucho de Frears y de Leigh. Y, de hecho, de ver la película sin créditos y sin información sería muy fácil pensar que "This Is England" es de uno de los dos autores anteriormente citados. Para lo bueno y para lo malo. Me explico: es una peli entretenida, interesante, sobria y muy bien interpretada y ambientada (esa Inglaterra proletaria del thatcherismo, esas pintas, esas canciones de Toots & The Maytals, Dexys, UK Subs...), pero no aporta nada demasiado nuevo a quien esté acostumbrado a este tipo de cine.

Hay dos temas básicos. El principal: el retrato de Shaun, ese chaval perdido, huérfano de un soldado muerto en las Malvinas, que, al entrar en contacto con un grupo de skinheads, encuentra la aceptación social y experimenta el rito de paso a la adolescencia a través de la violencia, los porros y los primeros encuentros sexuales. El otro: el análisis de la dinámica de grupo, la constatación de que hay diferentes líneas de pensamiento y actuación, el nítido desmonte de su discurso ideológico y, al mismo tiempo, la explicación psicologista de por qué triunfa el nacionalismo-racismo-fascismo en épocas de depresión económica.

La utilización de subrayados musicales en algunos de los momentos más dramáticos de la peli contribuye también a orientar (demasiado) al espectador sobre cómo tiene que mirar en lugar de incitarle a que piense por sí mismo o, incluso, a que cuestione sus propias convicciones, aunque hay momentos (el diálogo de Combo con el skin negro sobre el mestizaje musical) en que se palpa lo más interesante del argumento: la inevitable presencia de la contradicción en todo acto humano y grupal.

Todo muy bien pero, como decía, nada realmente nuevo. La mayor aportación, sin duda, es el personaje del joven Shaun, siempre excelente, y creo que innegable reencarnación en la Inglaterra ochentera del Antoine Doinel de "Los 400 golpes".

Canción del día: "Remember The Orphans" (Boggs)

Frase del día: "¿Cómo puede alguien fiarse de quienes han engañado tantas veces a los españoles?" (José María Aznar)

1 Comments:

Blogger alberto said...

this is my blog, what's the matter?

12:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home