jueves, noviembre 30, 2006

Interiores de "Terciopelo azul"

El otro día me compré el DVD de "Terciopelo azul" (una de mis pelis favoritas, como muchos sabéis). Incluye un interesante documental en el que se mezclan imágenes del rodaje con declaraciones de la mayoría de sus protagonistas. Transmite una curiosa sensación de incredulidad con respecto a lo que estaba sucediendo: la idea de que era una peli modesta, con dificultades de presupuesto y cosas que se fueron solventando sobre la marcha y en la que ninguno de los que intervinieron sabía exactamente hacia dónde iba todo aquello. No se intenta transmitir la conciencia de "estábamos haciendo una película que iba a ser histórica, una obra maestra que lo cambió todo" sino que parecía como si todo eso se lo hubiesen encontrado a posteriori. De hecho, al final cuentan cómo la peli pasó sin pena ni gloria hasta que fue redescubierta un tiempo después y empezó a convertirse en mito. Una situación, por cierto, bastante parecida a la que vivió "Arrebato".

Algunas curiosidades:
-Isabella Rosellini no fue la primera candidata para hacer de Dorothy. Lynch quería a Helen Mirren y un día invitó a Isabella (que entonces todavía era modelo y no actriz) porque era amiga de Helen y por si se la podía presentar. Al final la prefirió a ella. Posteriormente, Isabella confiesa cómo se sintió culpable cuando aparecieron las primeras críticas negativas de la peli: "Pensaba que la película había salido mal por mi culpa. David ya había demostrado que sabía dirigir, pero yo creía que no sabía actuar y que quizás lo mejor es que se hubiese decantado por Helen Mirren".

-Un colaborador de Lynch cuenta flipado como, antes de rodar una escena, el director colocó pelusa debajo de un radiador: prueba de su retorcido detallismo.

-Isabella Rosellini cuenta cómo en las escenas de desnudos no quería dar esa típica sensación de erotismo de diseño de cuando sale una mujer desnuda en el cine, sino crear una carnalidad bruta y desasosegante, similar a la de los cuadros de Francis Bacon.

-Kyle MacLachlan, entonces semi debutante (había hecho "Dune" y poco más) cuenta entre risas la lynchiana sensación que le produjo estar en medio del set con los calzoncillos bajados e Isabella arrodillada en frente de él empuñando un cuchillo y rodeados de cámaras y focos.

-La idea de que Frank Booth aspirase un estimulante por la mascarilla fue de Dennis Hopper. El actor, recién salido de una larga serie de adicciones, le dijo a Lynch que era más creible eso y no su idea inicial: que aspirase helio, con lo cual la voz se le pondría tipo los pitufos. Luego alguien del equipo reflexiona sobre que aquello habría sido, en realidad, mucho más inquietante.

-Una interesante apreciación de Hopper: Frank Booth no es malvado porque él no piensa en ningún momento que esté haciendo el mal. Está profundamente enamorado de Dorothy y ese amor es el que le lleva a cortar la oreja de su marido y secuestrar a su hijo, a hacer todo lo que sea para que nadie se interponga en su camino. La escena en que llora mientras Dorothy actúa viene a decir que, además de estar locamente enamorado, es un tipo sensible.

-Isabella cuenta cómo en las escenas eróticas, Lynch se situaba tras la cámara a distancias cortísimas e iba conduciendo las escenas "como si fuera un director de orquesta". Lo cuenta de una forma muy poética y cargada de admiración.

-Conseguir los derechos de la canción original de Bobby Vinton era carísimo, así que alguien del equipo sugirió regrabarla con el propio Vinton (increíblemente, eso salía más barato). Le recomendaron a un entonces desconocido Angelo Badalamenti para hacer la versión con él, la grabaron y salió bien, pero a Lynch no le convenció tanto como la original, así que acabaron comprando los derechos. El propio Badalamenti cuenta que Lynch le había dicho que su canción favorita de todos los tiempos era "Song To The Siren" de This Mortal Coil pero, de nuevo, no podía permitirse pedir los derechos, así que pidió al músico que compusiera algo con la misma atmósfera y una voz que sonase como los ángeles. Lynch escribió la letra de "Mysteries Of Love" (que, reconoce Badalamenti, al principio le pareció una horterada), pero que ganó mucha fuerza al dotarla de la atmósfera adecuada. El músico conocía a una cantante llamada Julee Cruise, entonces desconocida, que fue el ángel que necesitaba Lynch. Diez años después, en "Carretera perdida", introdujo el "Song To The Siren" original.

Canción del día: "Song To The Siren" (This Mortal Coil)

Frase del día: "¡Oye!, ¿sabes dónde está el hijo de puta?" (un tipo que se cruzó conmigo en la Plaza de Oriente. Tras mi "¿ein?" de rigor, me dijo que El Hijo De Puta era un bar de la zona)

6 Comments:

Anonymous alberto said...

No, no me refiero a nada de eso. Ni por supuesto, a otras instituciones que defiende tu admirado Hayek tan sólo pork han demostrado supervivencia a lo largo del tiempo ya sea la familia o la propiedad privada.
Lo que me pregunto, es hasta qué punto estaban tan afianzadas tus ideas para que 90 minutos te hagan cambiarlas...
Pero bueno, está bien evolucionar. Hala un saludo, majo

3:16 p. m.  
Anonymous Ángel said...

coincidimos David!. Quizás sea la película que más me ha marcado en mi vida ( soy un yogurin! ). Seguro que también te gustaron los primeros capitulos de Twin Peaks, no?. Un saludo.
p.d: si esta vez no sale mi post pensaré que me has boicoteado (es la 2 vez que lo pongo ). :-)

5:32 p. m.  
Blogger David said...

¡Yo no he hecho nada!
Y das en el clavo: me encantaron exactamente los primeros capítulos de Twin Peaks.

9:26 p. m.  
Blogger Hematocrítico said...

¿A alguno más le acojona lo de Inland Empire?

12:04 a. m.  
Blogger Sergio Villaverde said...

Song to the Siren, aparte de aparecer en el anuncio de NOA de Cacharel hace algun tiempo, tambien era el tema inicial de los conciertos de Heroes del Silencio en las giras del Senda 91, Espiritu del Vino, y Avalancha. Eso si, no se si Bunbury tenia mas pasta que Lynch en aquella epoca o era utilizada por la cara, lo que quiere decir que los chicos de This Mortal Coil no vieron ni un duro a costa de aquellas introduciones a sus conciertos durante la epoca de la corrupta Iberia Sumergida

4:55 p. m.  
Blogger David said...

Eh, Sergio, gracias por intervenir. Acabo de visitar tu blog y he flipado al verme citado en él. Efectivamente, "Song To The Siren" era utilizada de intro por HDS. Probablemente no pagaran derechos, o no son el mismo tipo de derechos que si la usas para cine.
En todo caso, la beneficiaria habría tenido que ser la viuda de Tim Buckley (compositor del tema, la de This Mortal Coil era una versión).

11:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home