viernes, noviembre 24, 2006

Wendy: I don't want your money

El improvisacionismo, el glamur y la nostalgia púber se acaban de fundir en un extraño capricho del azar. Al menos, si uno se pone a evaluar el subidón de adrenalina creado en menos de 24 horas por dos factores: el primero, la inmediatez de un viaje a Londres para entrevistar a Nick Cave (y ya es la tercera vez), ahora con motivo del disco inaugural de su nuevo grupo, Grinderman.

Pero lo sorprendente ha sido otra cosa. Resulta que llevaba varios días dándole vueltas a que tenía que dedicarle una entrada a Wendy James tras el jamacuco que me dio ver que este mes pincha en el Mond Club de Barcelona. La pin-up vocalista de Transvision Vamp, mito de mi adolescencia y post-adolescencia en aquellas sobradas competiciones de punk-pop frente a los Primitives, adorno de carpetas y posters de mi habitación y, si bien recuerdo, mi primera inspiración sexual dentro del mundillo indie.

Wendy James fue parte importante de aquellos años, y Transvision Vamp un grupo con el que aprendí a utilizar términos como "Pop Art" (ese era el título de su primer y mejor álbum, con temas como "Andy Warhol Is Dead"), me incitó a averiguar quienes eran los personajes nombrados en "Born To Be Sold" (del segundo, "Velveteen") y, en general, no disimulaban su mitomanía por mil cosas al mismo tiempo que se la conseguían contagiar a sus fans. Eran frescos, divertidos y nada originales pero.... baby, I don't care. Incluso en aquel aspecto lo sabían hacer con tal desparpajo que realmente daba igual.

Durante años me carteé con una chica con la que me intercambiaba material de los Transvision, como nosotros decíamos, y en ella veía a Wendy James. Fueron momentos de máxima turgencia. Luego llegó un tercer álbum, el no se qué no se cuántos and the bubble of bubble (algo así), que tuvo una carrera cortísima y terminó con la disolución del grupo. Unos pocos años después, Wendy sacó un extraño disco en solitario con canciones compuestas por Elvis Costello, pero apenas tuvo repercusión. Recuerdo que, después de aquello, Julio Ruiz dijo una vez en su programa que iba a grabar un nuevo disco con One Little Indian, pero aquello nunca sucedió.

W.J. volvió de tapadillo hace dos años, al frente de un grupo llamado Racine, cuya repercusión ha sido tan escasa como sugestivo volver a escucharla de nuevo. Podéis probar a hacerlo (y de paso ver lo divina que se mantiene) en su web: www.theracineworld.com; pero ojo, que hay trampa: algunas fotos son de la época Transvision.

Pero a lo que iba. Esta mañana recibo una llamada de una de las revistas en las que colaboro y me dice la compañera que coordina:"¿te acuerdas de Wendy James? ¿Te apetece entrevistarla? La pena es que está en Barcelona y lo tienes que hacer por teléfono". Raudo y veloz, vi la luz: no. Me voy a BCN a hacerla en persona porque me viene a huevo y así, además, voy al Primavera Club. Dos pájaros de un tiro, jugada maestra y a rendir cuentas con una deuda pendiente de mi adolescencia.

La vida real es así, o una vez se lo oí a alguien. El infantilista cine de Hollywood (por ejemplo) se centra en que los sueños o los cumples o no los cumples, pero la realidad dice que, generalmente, cuando se cumplen se cumplen a medias: nunca de la forma en que esperabas y casi siempre tarde y a destiempo. Aquel adolescente de 35 años conocerá a la chica de su poster a los 40. No deja de ser una gran historia.

Canción del día: "Tom Courtenay" (Yo La Tengo)

Frase del día: "Sabina es como una novia borracha" (Fito Páez)

8 Comments:

Blogger Hematocrítico said...

¿Inspiración sexual? ¿Máxima turgencia? ¿Infantilista cine de Hollywood? Qué post más masturbatorio te ha quedado! se nota que es viernes...

1:57 a. m.  
Blogger Hematocrítico said...

Y además ese amor por Wendy confirma mis sospechas de Síndrome de Peter Pan

1:39 p. m.  
Anonymous javier feecback said...

Uy, es que Wendy James nos ponía muy malitos a todos en aquellos rocopops!!!. Buff!!! El otro día en el canal 50 echaban un Rockopop donde salía ella y, bueno, la verdad es que tanta perturbación estaba plenamente justificada. Lo que no sé es lo que te vas a encontrar ahora. Suerte!!!. A ver si un día logras entrevistar a Kylie Minogue ( y me llevas contigo, jeje)

P.D. Gran paradoja ésta de las viejas glorias menores rehabilitadas como dj´s.

10:06 a. m.  
Anonymous Kurique said...

Nos vemos en el Primavera Club....

Y me cuentas cómo está la Wendy...

12:54 p. m.  
Anonymous Carolina said...

Todos iguual, fantaseáis con las Wendys del mundo pero sólo os juntáis con las niñas pijas bien al más puro estilo "discreto-encanto-burgués"... Hombres...

4:46 p. m.  
Anonymous Pedro Pico y Pico Vena de la Mirándola said...

Sí, me acuerdo de ese programa de Plastic en el que aparecía Wendy y David y Tinet estaban más quemaos que pa qué y le ofrecían jamón serrano mientras jadeaban y le decían obscenidades a saco... Claro, como la pava no se coscaba del inglés...

Mítico Velveteen

8:32 p. m.  
Blogger estibaliz... said...

I`m standing on the edge of the world
All by myself

Qué grande cadro romántico pintaría Caspar Friedrich con iso!

11:26 a. m.  
Anonymous marcos said...

transvision vamp lo mejor de los años 88 al 92. velveteen (89-90) 1 joya del rock. el 3er disco bubble of babble 91 fue de pena,cambiar del pop-rock a la psicodelia-blues? obviamente los fans adolescentes (15 a 20años)no entendimos ese cambio y el disco era horroroso!! vendiò poco y ahi wendy dejò el grupo. debieron seguir haciendo rock y dejarse de gaitas! ahora da pena ver a wendy en ese grupito indi,en fin,fue el ocaso de 1 estrella!!

10:24 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home