lunes, julio 17, 2006

El Summercase de Liz

El verdadero acontecimiento del Summercase no fue el regreso de New Order a Madrid, donde sólo habían tocado en el Rock-Ola en 1984. La noticia fue la vuelta de Liz Frazer, la emblemática voz de Cocteau Twins, a los escenarios. Hubo intentos millonarios de reunir a su antigua banda, se rumoreaba que iba a sacar un disco en solitario, o de colaboraciones, o algo así, pero no podía porque estaba deprimida. Por todo ello, su presencia como voz invitada durante el concierto de Massive Attack (es, o ha sido, pareja de 3D) fue un momento realmente especial y esplendoroso.

Fue, de hecho, el punto que marcó la diferencia con respecto a la actuación de la banda de Bristol, que repitió el show de siempre y que incluso hace que parezca rutinaria la presencia de Horace Andy o que, pese a la tremenda interpretación vocal que hizo la chica que cantaba "Unfinished Sympathy", la emoción fuese sustituida por la previsibilidad. 3D presentó como un privilegio la posibilidad de contar con Liz, ya en el segundo tema del set. Y ella, vestida de blanco, con una gran falda y una camisa, y el pelo ya canoso, nos subió hacia las estrellas. Volvió a mitad de concierto para bordar "Teardrop" y, en el tema final, dueto con 3D, incluso terminó riéndose ante la imparable demostración final de fuerza de sus músicos. Por todo ello, fue el concierto del festival.

New Order me dejaron a medias. Tan indignantes por esos "come on!" en medio de "Love Will Tear Us Apart", por su actitud de hooligans disfrutando del rock de estadio o por atreverse a tocar temas tan chungos como "Working Overtime" y tan maravillosos para, aparte de fallos técnicos, regalarnos "Ceremony", "24 Hours", "Your Silent Face" y "The Perfect Kiss" en un tremendo empalme final (con perdón) con "Blue Monday". Nunca han sido un buen grupo de directo pero, ojo, sólo la cuarta parte del repertorio que tocaron esa noche ya supera el repertorio completo de todo el resto de grupos del festival. Al César lo que es del César. Detalle curioso: en el momento en que tocaron "LWTUA", en el escenario de al lado Happy Mondays estaban tocando "24 Hour Party People".

Y a Bobby lo que es de Bobby. Primal Scream estuvieron mal. Muy mal. Vale que técnicamente sonaron bien, pero entre el repertorio cutre-rockista y, sobre todo, la falta de intensidad con que perpetraron "Swastika Eyes" o "Shot Speed Kill Light", les hizo parecer una cerveza sin gas. Cómo se nota que han dejado las drogas.

Belle & Sebastian sigo pensando que no es un grupo para este tipo de escenarios. Sonaron bien e hicieron un muy buen repertorio (con "Electronic Renaissance" y "Get Me Away From Here I'm Dying" incluidas, vaya lujo), pero les faltaba volumen y a veces se escuchaba más al público que a ellos. Es su segundo concierto que más me ha gustado de ellos: el primero fue el de su primer Fib, en la carpa, y me temo que ya insuperable salvo que regrese Isobel Campbell.

Por lo demás, los dos grupos norteamericanos a los que vi le dieron sopas con ondas a todos los británicos . Dejando aparte el momento sentimental de Massive featuring Liz, los dos mejores conciertos con diferencia fueron los de The Twilight Singers (aquí mi respuesta, Kurique) y Two Gallants: por actitud, por intensidad, por valía y por cojones. Y los diez minutos que vi de Sparks me los sitúan también entre lo mejor que vi.

¿El resto? Pues más bien triste. Algunas revelaciones (The Concretes, Midlake), algún grupo bueno sobre seguro (The Divine Comedy, aunque calcaron casi la actuación de Vilagarcía), algún grupo que no tenía que estar allí (¿alguien podía disfrutar de Sigur Ros en esas condiciones?) y muchos minutos de la basura (¿Daft Punk?, ¿Fatboy Slim?, ¿Starsailor?, por favor, por favor, por favor).

Para el año que viene, por pedir, pediría otro emplazamiento, dos escenarios menos, más sentidiño con los horarios y un cincuenta por ciento menos de grupos británicos. Todo sea por pedir.

Canción del día: "Make Your Move" (The Delgados)

Frase del día: "A mí un culo de estos para forrar pelotas también me pone palote, pero las tetazas de Lisa Marie es que aaaaarf" (el presunto Tim Burton en su testimonio para La Hora Chanante)


12 Comments:

Anonymous Calros said...

Cierto, muy cierto, que la presencia de Liz Frazer con Massive Attack fue lo más especial del Summercase. El resto de los cabezas de cartel no resplandecieron. Muchos grupos muy parecidos en el cartel. Lo mejor del festival estuvo en la carpa de circo, donde estuvieron Rufus, Greg Dulli, Sparks o The Concretes. Se me plantea la duda de qué hubiesen hecho Twilight Singers en el escenario grande.

7:54 p. m.  
Blogger Hematocrítico said...

Yo disfruté enterito el concierto de Sparks y puedo decir que a pesar de que tenía altísimas expectativas fue uno de los mejores conciertos que vi en mi vida...qué personajes! qué repertorio! qué tablas tenían...
Me bajé los discos de Two Gallants tras tu recomendación in situ y me encantaron...me arrepiento de habérmelos perdido pero...lo que hay que pedir a los de Movistar es que monten una carpa de clonaciones y dejarnos de caralladas.
Y decir que Daft Punk fueron minutos de la basura ante semejante espectáculo que montaron...

10:57 p. m.  
Anonymous Angel said...

Me parece curioso que no hagais ni un solo comentario a My Latest Novel, Maximo Park, Adam Green o Shout Out Louds. ¿¡!?. A los últimos me quede con las ganas de verlos de nuevo, pero los primeros fueron sencillamente "sorprendentes" y los segundos, en mi opinión (y puede que no concuerde con Carlos)tienen un muy buen directo.Decepcionante Adam Green ( burfly?).
Y lo más sorprendente fue ver a Bernard Sumner aguantar todo el concierto sin quitarse la cazadora. toma ya !!!
Rectifico,lo más sorprendente , (como ya indicaba David) es lo mal que se puede programar las actuaciones, creo que peor era dificil de hacer.

11:50 p. m.  
Anonymous javier feedback said...

Respecto a que Primal Scream no se drogan, te invito a que leas esto:
http://www.fotolog.com/penderecki/
Ah y Two Gallants es que son un grupasso que te cagas!!!!

12:45 a. m.  
Blogger David said...

¡¡Cáspita atómica!! Me retracto en lo de que ya no se drogan y cambio de argumento: todavía se drogan pero ahora les toca hacer música de mierda :-(, o igual es que a Madrid llegaron de bajón.
Al hilo de otros comentarios: Twilight Singers habrían fracasado, segurísimo, en el escenario grande (y en un Moby Dick habría sido la puta hostia). El espectáculo de Daft Punk no me vale si es algo tan completamente vacío (y aburrido) como fue aquello. También tengo que reconocer que la música de esos tipos nunca me ha seducido lo más mínimo. Y los grupos que menciona Ángel no pude ver a ninguno. Los horarios, sí.

12:55 a. m.  
Anonymous javier feedback said...

Y más...
http://www.nme.com/news/primal-scream/23635

1:43 a. m.  
Anonymous iritatirita said...

me muero de la envidia... aaaaaaainssss... lo que daria yo por estar en ese concierto co la Liz Frazer!!!

2:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Adam Green fue lo mejor, despues solo mas de lo mismo.

4:55 p. m.  
Blogger Hematocrítico said...

¿Espectáculo vacío Daft Punk? supongo que tan superficial como el de Massive Attack que te gusto tanto, o como uno de U2...
A mí además de encantarme y sorprenderme me pareció increíble cómo conectaron con el público...a mí directamente me hipnotizaron.

11:48 a. m.  
Blogger critikiyo said...

Además de en Rock-Ola, New Order tocaron también un San Isidro del 85 u 86 (no recuerdo bien pero era la gira Low-Life), en el Palacio de Deportes de Felipe II, teloneados por Aviador Dro y Long Ryders en uno de los carteles más marcianos que se recuerdan.

2:42 p. m.  
Blogger David said...

ops! Pues en la 'gigographía' de su web no aparece ese concierto!

9:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Excellent, love it! » » »

5:45 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home