miércoles, mayo 24, 2006

"Camino a Guantánamo", de Michael Winterbottom y Mat Whitecross. El horror todavía

El prolífico Winterbottom, esta vez ayudado por su colaborador habitual Whitecross, vuelve a ensayar su peculiar incursión en el docudrama sociopolítico como ya hiciera en la interesante "En este mundo" (2003). El director británico utiliza las mismas técnicas de fusión entre documental y realidad reconstruida cinematográficamente, de la forma más fidedigna posible, sin traicionar su sentido de la acción y la intriga.

En este caso, el punto de partida fue un hecho alumbrado recientemente en los medios de comunicación: el caso de 'los tres de Tipton', un grupo de amigos británico-pakistaníes que viajan a su país de origen en septiembre de 2001 para preparar una boda y, de paso, hacer un poco de turismo. De forma sumamente inconsciente, deciden darse un rulo por Afganistán, les pilla la guerra y, tras una serie de desafortunadas peripecias, terminan sometidos a todo tipo de torturas y vejaciones en la prisión de Guantánamo.

Ni siquiera el esforzado intento de buscar el máximo verismo evita que, en última instancia, la película remita a otros filmes carcelarios 'basados en hechos reales': desde "El expreso de medianoche" (la más parecida) hasta "En el nombre del padre" o incluso "El crimen de Cuenca". A su favor tiene: la gran proximidad de los hechos, aderezadas por imágenes de noticiarios; que sus protagonistas reales sean entrevistados durante la peli o incluso la noticia ya conocida de que los propios actores hubiesen sido interrogados recientemente en el aeropuerto de Londres a la vuelta del Festival de Berlín. En contra: el tono peliculero innecesario en algunos pequeños detalles, como el uso de la música o, por ejemplo, escenas como la de uno de los protagonistas rapeando ante uno de los soldados yanquis (puro Holywood).

Me gusta más la primera parte de la peli, que narra de forma trepidante (gran montaje) el periplo de estos chavales por el infierno. La confusión, la desinformación, el caos y el absurdo. Es a partir de la llegada a Guantánamo cuando la trama se detiene e incluso se recrea y donde pilla el tono de drama carcelario.

¿Por qué se ha premiado a Winterbottom en Berlín? Pienso que, además de la pericia técnica con que se ha hecho la peli y la dificultad añadida de rodarla en escenarios reales de un conflicto extremadamente cercano, lo ha sido por las lógicas y coherentes razones de tipo ideológico. Finalmente, la película es otro acertado y valiente retrato del mundo de mierda en que vivimos, de lo deleznable de la especie humana y un análisis demoledor de los atropellos perpetrados por Bush y Blair. Teniendo en cuenta, además, que Guantánamo y 'la guerra al terror' siguen en pie, no es poco.

Canción del día: "Darkness" (Sistema)

Frase del día: "La vida debe vivirse hacia delante, pero sólo puede entenderse hacia atrás" (Miles Davis)


3 Comments:

Anonymous Calros said...

Intuyo que esta peli va a reafirmar mi idea de que Winterbottom es el director de cine que mejor partida le ha sabido sacar a esto de la era digital. Solo el consigue que confunda las imágenes de mini dv con la realidad...

4:52 p. m.  
Anonymous Alvaro Valiño said...

Que sepa que a los presos verdaderos los fotografía mi pequeña hermana para el suplemento juvenil de El País. (me niego a llamarlo EP...)

9:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
»

9:09 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home