miércoles, junio 01, 2005

El heavy no es violencia

INFORMATIVOSTELECINCO.COM
30 de mayo de 2005

La celebración de la última edición del Festimad concluyó con
múltiples quejas de los asistentes a los conciertos y graves
disturbios. Uno de los asistentes al Festimad nos ha enviado su
protesta contra la organización. Si quieres aportar tu opinión, envía
un email a redaccionweb@informativost5.com.

LA VERDAD SOBRE EL FESTIMAD 2005

Hola, mi nombre es Ricardo, y me gustaría hablar sobre mi experiencia
en el Festimad 2005 de este pasado fin de semana. También me gustaría
que se pudiera comentar en todos los programas o telediarios posibles
lo que aquí les voy a contar.

Lo primero que me gustaría aclarar, es que yo al igual que muchos de
los que fuimos allí, no consumimos ningún tipo de droga y no nos
pusimos hasta arriba de nada. De la misma forma, condenamos los
sucesos violentos que el sábado 28 tuvieron lugar allí.

Pero para que no se nos criminalice, ni se nos meta a todos en el
mismo saco, hay que aclarar todos los factores que allí tuvieron
lugar, y que en mi opinión desencadenaron en los actos violentos que
ocurrieron.

El Festimad ha sido una estafa, la organización no ha cumplido con lo
que se nos decía en la página oficial, y nos han tratado como
animales, como cerdos en un corral. Lo primero, el parking no existía,
era un polígono en el que había gran actividad industrial el jueves 26
y viernes 27, lo que acarreó un caos circulatorio y aparcar a una gran
distancia del recinto. Teníamos que tirarnos 25 minutos al menos
cargados con peso y bastante cuesta arriba para llegar a la entrada
polvorienta del Festimad.

Una vez allí, tres chequeos de seguridad, dos para la entrada y uno
para "controlar" que no entraran latas u objetos que se pudieran
arrojar o usar como armas. En estos controles muchas veces te tocaban
un par de veces en la mochila y para adelante, con lo que era muy
fácil colar lo que uno quisiera allí. De todas formas no tenía mucho
sentido porque tanto el camping como el recinto de conciertos estaba
plagado de piedras de múltiples tamaños y formas, listas para ser
lanzadas si alguien quisiera.

Segundo: el camping no tenía ni un metro cuadrado de césped, todo era
matojo muy, muy seco, ortigas, etc. La zona que en su mayoría decían
que era de sombra, no era más que un descampado al solano donde la
gran parte de la gente que llegó el viernes tuvo que acampar: dicho
solar fue bautizado como "Valle del Infierno". Mi grupo tuvimos suerte
de pillar unos arbolillos con sombra, pero porque llegamos el jueves
por la noche. Me parece terrible tener a miles de criaturas allí
asándose literalmente.

Tercero: La infraestructura deplorable, pocos servicios para 25.000
personas, pocos grifos de agua para refrescarse bajo el sol infernal,
nada de zonas verdes, todo polvo, tierra, piedras y mucha basura por
todos lados, los contenedores saturados de porquería.

Tercero: al llegar a la zona de conciertos, ¡sorpresa! No se pueden
entrar bebidas de ningún tipo al gran solar de piedras y polvo en el
que estaban montados los escenarios. ¿Por qué? ¿Por evitar que la
gente se desmadre borracha durante los conciertos?

Pues no, para que la gente, reventada y destruida por el calor y las
condiciones inhóspitas de la zona de conciertos, se vea obligada a
pagar dos euros por medio litro de agua, cinco euros por un casi litro
de cerveza, u 800 de las antiguas pesetas por un vaso de 75cl de
cocacola. Esto fue una de las cosas que más crispó a los asistentes
del Festimad.

Cuarto: ¿comida y bebida en el camping? Por supuesto que había,
bocadillos de pan duro a precios abusivos, patatas fritas en un vaso
de cartón por 4 euros y así todo lo demás, horroroso.

Quinto: El problema del escenario Heineken no fue más que el producto
de otra chapuza, ni más ni menos que el mal anclaje de varios
elementos del escenario, entre ellos el techo. Esta información me la
dio un periodista acreditado. Es mentira que hiciera tanto viento como
para eso, fue una pequeña brisa la que bastó para desencajar el techo
del escenario.

Y a partir de aquí, los nervios de todos los que estaban guardando
sitio desde las 4 de la tarde para ver a Incubus, que tocaban a las 10
de la noche y a System of a Down, que tocaban a continuación. Incubus
comenzó a las 2 de la madrugada (4 horas de retraso), y los System a
las 3 y cuarto, más o menos, de la madrugada.

¿Se puede tratar así de mal a la gente? Sin decirnos nada, sin
informarnos, y mintiendo constantemente?

Sexto: Al final, los conciertos se hicieron en un solo escenario, y el
Heineken fue desmontado, incluso su pantalla de vídeo, que se podría
haber dejado funcionando. En el otro escenario solo dejaron el sonido,
también quitaron el vídeo, con lo que muchísimos no pudimos ver
absolutamente nada, ya que había más de 25.000 personas concentradas
ante un único escenario, con un mal sonido que no llegaba muy lejos.

Yo al final no pude ver a los System, porque aquello ya era un
barrizal tras el asalto de las barras Heineken y demás, y decidí irme
a mi tienda reventado, a dormir sobre las piedras en mi saco de
dormir.

Séptimo: Tras todas estas incidencias, es comprensible y lógico que
muchos reaccionaran con esos actos violentos y perdieran los papeles,
pero es que hay que pensar que han estafado a miles de personas, que
han pagado entre 70 y 90 euros por las entradas, y que después
necesitabas un capital para poder sobrevivir dentro a base de una
porquería de comida y de bebida.

Ya con esto me despido, y aclaro que mi única intención es comentar lo
que en verdad sucedió en el Festimad, que no es justo que ahora se
meta a todos los que nos gusta el rock o el heavy metal en el mismo
saco de los violentos, alcohólicos o drogadictos que armaron la que
allí armaron.

Ricardo González

(remitido por Rob Gordon)

Canción del día: "Lovers' Spit" (Broken Social Scene)

Frase del día: "A min non me dixeron que viñeramos a ver nada,
venimos a comer" (asistente a un acto electoral del PP en Galicia)



4 Comments:

Anonymous calros said...

Debería mostrar sus conocimientos de licenciado en sociología y hablarnos un día del clientelismo y caciquismo en Galicia. Creo que será muy interesante para los amigos madrileños que están acostumbrados a Leguinas, Gallardones y cosmopolitas de ese estilo.

3:58 p. m.  
Anonymous el alto said...

Estos jevis es que mira cómo son.

1:16 a. m.  
Anonymous Rob Gordon said...

Gracias por la difusión de esta carta. Cuando la leí me impresionó porque el fulano este ha sabido explicar perfectamente el "ambientazo" del festival. Ni que decir tiene que estoy completamente indignada con lo que pasó. Yo lo sufrí y fui la primera en proponer que quemásemos todo. Porque me contuvieron, que si no... Y yo me pregunto, ¿hasta cuando vamos a permitir que nos sigan tratando como animales?

1:31 p. m.  
Anonymous Calros said...

Se empieza a hablar en medios de los precios de las entrads de los conciertos pero todavía queda tocar el tema de los derechos como consumidores de los asistentes.

2:48 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home