viernes, mayo 20, 2005

El final de una quimera

En verano de 2003 tuve una idea. Nada espectacular, pero una idea que me entusiasmó. ¿Por qué no aliarme con César y Álvaro y buscarnos la vida para pinchar como colectivo por los garitos de Madrid o donde surgiera? Todo el mundo lo hacía, así que nosotros podíamos hacerlo perfectamente también. Aunque yo ya no pertenecía a la revista Alter Ego, nos bautizamos como alterEGO Soundsystem. Nuestra principal característica, una señal diferenciadora, era que siempre sorteábamos escrupulosamente los turnos de pinchar para que no hubiese favoritismos ni rencillas. Comenzamos una noche de septiembre en el Tupper. César nos acostumbró a sus hits (James, Whipping Boy, Ride), Álvaro a los suyos (Northern Lite, Primal Scream, cosas de electro pop) y yo a los míos (Yeah Yeah Yeahs, PJ Harvey) cuando no me iba con las típicas salidas de tono: que si un momento hip-hop, que si Chimo Bayo, Morente, La Polla...
El Tupper y el Desencanto fueron los primeros sitios en los que prácticamente "residimos". Luego fuimos ampliando muy poco a poco: dos noches en el Wild Thing (la última de mal sabor después de que el tipo del local nos pegara el toque porque la música que yo estaba poniendo no era la adecuada), unas cuantas en el Luke Soy Tu Padre y otra (ya como Ae Soundsystem para evitar la confusión con los Alter Ego de Berlín) en el garito gótico La Cripta. Como momento estelar, sin duda, nuestra intervención after-hours en el minifestival pop de Barcelona, compartiendo camerino con Donna Matthews y llegando a tener estatus casi de estrellas. Definitivamente, está claro que cualquiera puede hacerlo.
Por enmedio se quedarán los intentos frustrados: pinchar en Murcia-Alicante, ir al Primavera o al FIB (bueno, esto último nunca iba a suceder, al menos conmigo), hacer una gira gallega, pinchar en el extranjero, probar Barbarella, Astoria, Ochoymedio, New Order... quizás lo hagamos alguno de nosotros individualmente, pero ya no como Ae Soundsystem. Walk away in silence.

Canción del día: "The Boat Room" (Mice Parade con Kristin Valtysdóttir)

Frase del día:
"El de la crisis de la industria discográfica es un debate ridículo. Supongo que se refieren a que cada multinacional está ganando dos billones de dólares al año en vez de los tres que ganaban antes. En el negocio de la música se llama crisis a reducir los sueldos al nivel de la gente normal" (Simon LeBon, de Duran Duran, en "La Razón")

4 Comments:

Anonymous cesar said...

¿sabes una cosa? no me vas a creer (o sí) pero SABÍA perfectamente que ibas a escribir de esto, y que lo ibas a titular "el final de una quimera"...
¿me crees?
házlo, porque nos conocemos bien.
repito: fue un placer...
walk away in silence, but keep on walking

6:20 p. m.  
Anonymous aafgod said...

las ilusionen se rompen, la vida continua.

nada es para siempre.

9:25 p. m.  
Anonymous iritatirita said...

yo no te conozco tan bien... pero tambien sabia que ibas a escribir de esto...

las ilusiones se rompen... pero siempre llegan otras para renovar las fuerzas... aunque sean individuales... espero que las cumplais ámbolos tres

biqiñooooooooooooooooooooos

3:31 p. m.  
Blogger David said...

Cielos. ¿Cómo puedo ser taaaaaaan previsible?

6:36 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home