domingo, mayo 13, 2007

As Encrobas 77

(Por Ángeles Dobao, La Voz de Galicia)

«Xente que loitou no 77, novos que sofren as consecuencias da contaminación e outros que tiveron que deixar a súa casa nos últimos anos». Son algunos de los protagonistas de As Encrobas. A ceo aberto, el primer trabajo audiovisual de Xosé Bocixa. Son los que cuentan la historia de la parroquia cercedense que en febrero del 77 protagonizó una revuelta vecinal contra la autoridad que se saldó con 40 detenidos y varios heridos porque sus tierras iban a ser expropiadas por Lignitos de Meirama. Llevaban varios años de resistencia para impedir la cesión de sus terrenos a cambio de unos precios que consideraban injustos. Pero Bocixa no quiso que el documental fuese sólo la historia de aquellos días, sino «a dos trinta anos determinados polos acontecemento».

«A miña intención era que a película se narrase por si mesma, sen artificios», dice el director. Por eso, eligió cuidadosamente a cada una de las personas que entrevistó, para convertirlas en actores principales. «Non quería que o documental fose feito coas miñas opinións», dice. La pluralidad de versiones es fundamental. De hecho, no hay voz en off en los 70 minutos de película, a excepción de una breve introducción. Junto a los vecinos, en el documental intervienen abogados, sindicalistas y periodistas que fueron testigos de la revuelta y que también relataron la experiencia de aquellos meses en 36 entrevistas y 34 horas de rodaje.

Jornada violenta

Los vecinos de As Encrobas consiguieron que sus tierras fueran pagadas al precio que solicitaban después de aquella jornada violenta en la que los vecinos se enfrentaron a la Guardia Civil; lo que llevó posteriormente a la explotación de la mina y a la construcción de la térmica. «Os veciños tiveron que deixar as súas casas e terras de inmediato», cuenta el realizador. Bocixa habla del traumático abandono de la aldea y del aislamiento de los pocos que permanecieron a pesar de la explotación de la mina. Esa realidad fue la que llevó al director a plantearse su proyecto. «Quería contalo, reivindicar que nunca houbo fin para esa loita». El trabajo comenzó con un primer guión de ficción, pero el bajo presupuesto no le permitió llevarlo a cabo, entonces surgió la idea de rodar un documental. «Era a forma máis sincera de narrar o que sucedeu».

Los trabajos de montaje se alargaron durante más de un año. «Tiña moito material e non sabía o que rexeitar». Al final, decidió quedarse con las declaraciones que recreasen de forma lógica lo que sucediera. «Evitei as historias mais persoais e anecdóticas, tentando que se contasen as cousas sen confusión».

Bocixa comenzó a trabajar sin apoyo económico hasta que Videa Film e Ignacio Benedetti Producciones, productores de La casa de mi abuela o Minotauromaquia, se interesaron por el proyecto. Tras la presentación de A ceo aberto ayer en Cerceda, Bocixa quiere exhibir el documental en varias ciudades gallegas y en festivales; «a finalidade é que a xente coñeza o que pasou. Ao cumprirse trinta anos da revolta, gaña interese», afirma.



Canción del día: "Dead Fingers Talking" (Working For A Nuclear Free City)

Frase del día: "Hoy, las personas somos experimentos sociológicos de cadenas de televisión" (Quimi Portet)

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ola Deivid, alí estivemos coa familia, foi moi emocionante compartir ese momento de rabuñar na conciencia adurmiñada despois de tantos anos de silenzo sobre un dos episodios máis tensos da transición en Galiza. Bocixa é un director autodidacta que non saiu da academia, mais, como ben dixo Xosé Zapata na presentación, tiña unha boa historia que contar. O documental recolle a testemuña viva das persoas que viviron o conflito en primeira persoa, testemuñas todas dunha enorme forza moral. Para min o resultado está á altura de "En construcción" ou de "La pelota vasca", que por certo a estrutura narrativa é moi semellante, sen voz en off e mediante contraposición de discursos. A ceo aberto conta unha historia universal a corazón aberto sobre as feridas que imprimiron nunha comunidade rural o poder económico e político para impoñer un proceso de industrialización que se fixo a machadazos e deixou unha herdanza de contaminación irreversíbel, mais no que tamén agromou a resistenza activa no plano político e cultural. Podes ver un avanzo en
http://www.youtube.com/watch?v=4uEwMeiFeh4
Unha aperta rapas
O´loish

9:50 p. m.  
Blogger David said...

¡Ese Loish!

2:53 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home