sábado, mayo 12, 2007

La noche que el tontipop fashion puso las cosas claras

Lo malo y lo bueno de escribir este blog es que busco la inmediatez del momento, el exabrupto, el frenesí de un pensamiento más o menos sobrevenido. No pienso demasiado las cosas ni emprendo un trabajo de documentación como si estuviese ecribiendo un texto periodístico para una publicación profesional. Es un ejercicio voluntario, de oxigenación mental o algo así, que he emprendido voluntariamente.

Por eso, en muchas de las entradas se pueden encontrar errores, vacilaciones o frases lapidarias de las que, 12 horas después, me puedo estar descojonando yo mismo. La movida es que luego se quedan ahí colgadas en internet y puede llegar alguien y darlo como una sentencia inamovible que se te puede colgar como una espada de Damocles el resto de tu vida.

Da igual, acepto el desafío. Me ha llamado la atención parte del revuelo causado por mi entrada sobre The Horrors (al parecer, ha sido linkada en todo foro popero que se precie) y me ha hecho replantearme una de las cosas escritas, probable fruto del apasionamiento del momento. Tras leer algunas de las opiniones, debo retirar mi afirmación desiderativa de que aquello marcaba el certificado de defunción del tontipop pijifashion. Esta semana he comprobado que esa cultura pop hegemónica en la capital está más viva que nunca y, de hecho, el concierto de The Horrors ha sido un gran chivo expiatorio para que ese movimiento una filas con más fuerza.

Pero no ha sido el único. El jueves noche, se produjo un suceso elocuentemente más escandaloso del que también fui testigo. Ocurrió durante el supuesto concierto que iba a dar el dúo estadounidense underground Charalambides en la sala Astoria-Nasti. Justo cuando iniciaba la entrada dispuesto a hablar de este tema, me han reenviado un link al blog del compañero José Manuel Costa, donde otra asistente lo cuenta tan bien que no tengo más que añadir:

http://blogs.abc.es/index.php/LaTostadora/2007/05/11/iverguenza_eterna_caiga_sobre_el_nasti#comments

Canción del día: "That Summer, At Home I Had Become Invisible" (The Twilight Sad)

Frase del día: "Toda literatura es una onomatopeya del ruido que hace el hombre cuando escribe" (Quimi Portet)

4 Comments:

Anonymous Ángel said...

Nasti de plasti!.
¿Pero qué pasa?.
Se ha abierto la veda.
Los Horrors empezaron
Yo me quedo en casa, debajo de la cama; con el rosario de mi abuela en la mano.
Se aproximan las elecciones. Eso se nota.
Los Horrors empezaron.
¿pero qué pasa?!
La culpa la tiene Jeff Tweedy!

Lástima de que no podais oir la música. me ha quedado muy bien.

En serio, me parece vergonzoso. no entiendo para que se organizan esos conciertos en esas salas. No hace mucho en Low estuve en un concierto con varios grupos nuevos, y en en el mismo local en la sala de al lado estaban pinchando discos a toda caña. Mosqueo brutal de los grupos y de los asistentes. En fin...

6:19 p. m.  
Blogger David said...

Àngel
¿Pero qué pasa?
¿Que vas al Cultura Urbana?

6:49 p. m.  
Anonymous Ángel said...

No es un rap!.
Es un tema de unos 14 min.( tipo J. Newsom), pero con mucha parte instrumental y guitarras a lo Wilco. se repite muchas veces el estribillo de modo desordenado.Dificil de explicar. :-)
Estoy escuchando la recomendación de tu colega J. Cervera: Elvis Perkins( lo que nos faltaba, un psicópata!) y no me quiero mojar pero tiene muy buena pinta.Y tbien Feist.
En cuanto a Tweedy, le habeis bajado del cielo al infierno sin parada alguna. Coincido con J.M Freire en el RDL.
Pero eso si, sigo debajo de la cama acojonao!.

7:27 p. m.  
Anonymous kat said...

buscando tontipop he caido aki, le seguire la pista a este blog. ni idea d kienes son los Charalambides

saludos!

3:05 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home