martes, febrero 20, 2007

Entrevista Arcade Fire (I)

Aquí va la primera de las dos partes de la entrevista realizada a Will Butler y Jeremy Gara, del grupo Arcade Fire, en el Hotel Plaza On The River de Londres el pasado 31 de enero, y que fue utilizada para "Elogio de la emoción", artículo publicado en Metrópoli-El Mundo el 16 de febrero. Las preguntas puestas entre paréntesis fueron realizadas por el compañero portugués de O Expresso, con quien compartí la entrevista.

-Os estáis volviendo muy grandes en este momento. ¿Sentís mucha presión, responsabilidad?

No. Todavía nos echamos unas risas. Simplemente por quienes somos, nos resulta importante centrarnos en estar en casa, y tocar música, obviamente. Nos aislamos un poco del mundo y luego nos dedicamos a hacer el disco que queríamos. Ni siquiera es presión, es excitación: ver que la gente está loca por vernos y escucharnos. Te das cuenta de que la gente está excitada también.

(Sobre las letras de las canciones)
Entiendo que la gente quiera entender el significado de las letras. Win especialmente hace textos crípticos y la gente quiere una respuesta clara. Realmente no puedes controlar lo que la gente interpreta, así que lo realmente difícil es ver qué parte quieres explicar y cómo. A veces pensamos cosas en plan “¿qué estamos haciendo?, Quiero decir, culturalmente”. Todo el mundo en la banda se da cuenta de que no nos sabemos las letras de las canciones, pero qué más da. Y cada día es diferente, según el concierto, sin pensar en las implicaciones culturales de ser una banda de rock realmente honesta en vivo. No hay que pensar demasiado en eso, y simplemente hacer buenos conciertos.

-Habéis compartido escenario con gente como U2, David Bowie o David Byrne, y con solamente un disco. ¿Cómo habéis vivido esa experiencia?
Nos han ofrecido abrir para muchas bandas y artistas, pero realmente nos sentimos emocionados ante ello. Pero todo el mundo, en el mundo entero, es normal. Te encuentras con un músico de 45 años y ves que es como cualquier otra persona de esa edad. Un momento definitivo fue cuando abrimos para U2. Todo el mundo empezó a alucinar diciendo “U2 es la banda más grande del mundo”. Ellos habían utilizado “Wake Up” como obertura de sus conciertos, así que pensamos que cuando saliésemos al escenario podíamos hacer lo propio y utilizar “Where The Streets Have No Name” para abrir el nuestro, pero alguien del equipo nos dijo “no lo hagais ni de coña”. Dio igual: lo hicimos y fue una risa. Nos lo pasamos realmente bien con ellos, igual que con David Byrne. De repente nos ponemos a pensar “joer, estamos tomándonos algo por ahí con David Byrne. Es algo realmente tonto. Es… hilarante”.

(Sobre trabajo en estudio)
A veces las grandes canciones tienen mucho sentido. “No Cars Go” es una de las más ampulosas en el disco, pero en directo es facilísima de tocar, porque tenemos muy claro lo que hacemos en ella. Es un poco raro. Somos mucha gente en una sala trabajando pero sabemos cómo trabaja cada uno, cómo reacciona cada cual ante cada cosa. Es divertido experimentar.

-“Neon Bible” tiene un fuerte concepto visual, muy poderoso y surrealista. ¿Qué intentais expresar con ello?
Sí, es hilarante también. A muchos de nosotros nos encanta la película “Brazil”, que es realmente graciosa y tonta y muy oscura y densa al mismo tiempo, te deja bastante descolocado. Nos gustan las bromas, jajaja. También somos una banda muy visual y nos gusta provocar reacciones del tipo “¿qué significa esto? Bueno, no lo sabemos exactamente”. Una cosa que funciona muy bien es el contestador automático que hemos puesto (la línea 1-800-Neonbible). La gente intenta buscarle un significado cuando en realidad fue decir “pongamos un número de teléfono y un contestador automático y veamos lo que sucede”. Es un proceso casi experimental que
nos divierte. También en vivo, nos gusta hacer cosas que no signifiquen nada, que sean raras pero puedan funcionar. La primera regla es que sea interesante, la segunda que tenga sentido (se descojonan).

(Más sobre la grabación)
“Black Mirror”, la primera vez que la tocamos surgió de modo acústico. Luego pensamos “puede haber una gran sección orquestal aquí”. “Antichrist Television Blues”, nos juntamos, la sacamos y quedó como salió. Dentro de la banda todos aportan algo a cada canción, la hacen crecer. A veces la damos por hecha a las pocas tomas y otras veces vamos probando más cosas. Hay temas que, a lo mejor, llegas a la decimoquinta versión y de repente alguien dice “quiero un detalle de xilófono aquí”.

Canción del día: "5 4" (Sunny Day Real Estate)

Frase del día: "No me gusta que me suelten piropos tontos del tipo '¿le ha dicho alguien que se parece a Uma Thurman?" (Uma Thurman)

2 Comments:

Anonymous Ángel said...

Brazil, peli de culto ! , pero ya no la recuerdo apenas. P. memoria!. Era buena, no?.

11:30 p. m.  
Blogger David said...

¡Muy buena!

12:34 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home