domingo, noviembre 05, 2006

El grunge, quince años después

Dentro de unas de esas secciones "In & Out", en este caso de un suplemento de ocio de un periódico con sede en Barcelona, el apartado "In" ("se lleva") de esta semana dice: "Las guitarras de Seattle sonaron en las pasarelas de Londres, París y Nueva York". ¿El titular? Vuelven los años 90 en versión grunge: la mugre se sofistica. Camisas de franela, jerseis desarrapados, rayas horizontales, botas Dr. Martens y actitud depresiva high couture se alían esta temporada para rendir tributo estético a Kurt Cobain".

El amigo Calros me comentaba descojonándose, entre birras, que leer ese texto le hizo acordarse inmediatamente de mi estética, como si alguien tan anti tendencias como yo de repente iba a ser tendencia. Je. Lástima que, en mi caso, no sea un revival de temporada, sino que llevo más o menos con la misma estética desde años ha sin sentir la menor preocupación acerca de ello (lo cual también es una actitud y bla, bla, bla).

El caso es que, el presunto revival grunge que yo pronosticaba hace unos tres años nunca ha sucedido. Dudo que, en una época de frivolidad máxima como la actual, tampoco se vaya a producir salvo para echarse unas risas como quien se las echa ahora escuchando a Guns N' Roses o Europe, hacer una 'fiesta grunge' en plan carnaval y ese tipo de cosas. Dentro de esa teoría más o menos atinada de que lo de hace de cero a diez años pasa a ser lo puto peor, pero si es de hace once (o igual eran veinte, ya no recuerdo) vuelve a ser fashionable, difícilmente el grunge va a tener su sitio, salvo por el hecho de que era tan sumamente serio, tan depresivo y tan cutre (desde los paradigmas actuales del moderneo, of course) que si se rescata será tan sólo para reirse de ello.

Ahora que las revistas intentan aprovechar los 15 años del nacimiento de "Nevermind" para encontrar la excusa para volver a contar una buena historia, la herencia que dejó aquel movimiento se hace tan cansino tan sólo pensar en ello que, como bien dice -cambiando de tema- Ana Curra en el último Rolling Stone, "aún no ha pasado el suficiente tiempo para que pueda hablar de ello" en referencia a Parálisis Permanente.

Dentro de la permanente confusión con la que se desencadenan los acontecimientos -y aunque yo fui forzado, o quizás autoforzado a hacerlo- en el libro "Teen Spirit", tampoco ha pasado el tiempo suficiente para analizar con tino de qué iba toda esa movida y que ha supuesto. Quizás un tanto atrevidamente, yo escribía que fue la última revolución musical propiamente dicha. Eso va con matices: fue la última que lo hizo creyendo en unos ideales, que tuvo unas consecuciones (efímeras) a nivel de industria y sociedad, rápidamente amputadas y, es importante, a nivel de contenido, ya que la última revolución ha sido a nivel de continente y tiene que ver con todo lo que está sucediendo con internet.

Pero si hubiese que hacer un análisis sobre en qué se quedó todo aquello, creo que el referente serían las dos películas de Richard Linklater: "Antes de amanecer" y "Antes de atardecer", interesante retrato sobre la evolución de una generación. Los universitarios en inter raíl que iban a comerse el mundo en la primera parte se vuelven intelectuales high couture (je) que, en teoría, se están comiendo el mundo pero viven en una insatisfacción interior. Piensen en ello e igual sigo otro día con el tema. Ahora les dejo, que me voy a ver una obra de teatro.

Canción del día: "Nicaragua sandinista" (Kortatu)

Frase del día: "La televisión es como el cerdo: todos la insultan, pero no tiene nada desaprovechable" (Ignacio Salas)

2 Comments:

Anonymous Carolina said...

Yo encantada de que vuelva el grunge, pero si vuelve, que vuelva lo bueno, como tú dices: la revolución cultural y esas cosas: que se muera OT, todos los subrpordductos musciales, toda la pose y todos esos grupos más preocupados por lucir bien un traje de Slimane que por hacer música decente.

De todas formas, el grunge es que nunca se fue de mi vida tampoco...

Esta mañana me he comprado los diarios de la Curni vía Amazon... Qué ganas de leerlos...

12:51 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Rolling Stone no ha conseguido entrevistar a Ana Curra, pero 'Nueva Ola, Movida de los 80' si.

Os invito a que oigais la entrevista que le hicimos en Onda Regional, programa Tren de Sueños, Vagon Nuevaola80, el pasado 30 de octubre.

Hay cosas que realmente te hacen sentir privilegiado. En fin.

Saludos, Pedro J. Pérez
Director www.nuevaola80.com

11:54 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home