miércoles, octubre 25, 2006

La serie B de Iván Z

La Filmoteca está conmemorando el 50 aniversario de TVE con la proyección de trabajos hechos para el ente por algunos de nuestros más prestigiosos cineastas. Ayer le tocó el turno a Iván Zulueta, a quien se dedicó una sesión con sus (más que significativs) trabajos alimenticios. En su momento, ya el programa "Versión española" había rescatado este material -junto a cortos como el mítico "Leo es pardo"- aunque, por ejemplo, la retrospectiva de "Último grito" exhibida ayer en la Filmo era considerablemente más amplia.

Tras muchos años alejado de la vida pública (ni siquiera apareció en la primera de las dos emisiones de "Arrebato" en el programa de la Cuervo), Zulueta se ha dejado ver en varias ocasiones en los últimos años, ya fuese en el sensacional documental "Iván Z" (del que hablé en varios post el año pasado), presentaciones de exposiciones en el Koldo Mitxelena y la Casa Encendida, varias entrevistas filmadas desde su casa para TV e incluso dejándose entrevistar por Ricardo Aldarondo y fotografiar por Javier Aramburu -un hito- en el número 200 de Rockdelux. Todas estas apariciones venían a ser utilizadas por el artista para decir que ya estaba en condiciones de volver a trabajar y que estaba disponible para ofertas.

Lo dice, por ejemplo, en la edición en DVD de "Arrebato" regalada por El País en 2004: por las circunstancias de aquella película, se le consideró un director de culto, un maldito, un autor, cuando él lo que siempre quiso hacer era cine de género. Y ésa es, con reservas, la principal conclusión que se puede sacar de su trabajo televisivo.

"Ritesti", un capítulo perteneciente a la serie "Crónicas del mal" (1992) es su último trabajo fílmico: un más bien mediocre corto de fantaterror gótico (género subyacente en todas sus obras exceptuando las de los 60), pero en el que se dejan entrever elementos de estilo, atmósferas, sonidos, que sí indican una autoría que aún convive con lo meramente artesanal. En cambio "Párpados" -de la serie "Delirios de amor" (1989)- es Zulueta en estado puro. Su primer trabajo desde "Arrebato" es una continuación natural tanto de ese título como de su universo de cortos realizados en los 70. Junto a su amor por los juegos de palabras con un humor a veces pueril ("Párpados" es "par pa' dos", y las dos protagonistas gemelas se hacen llamar Chupa Mella y Viola Mella), introduce un argumento surreal en el que se fusionan el fantástico, lo drogo-delirante y un humor muy personal. En una especie de casa-palacio gótico en medio de la Gran Vía, perpetra un poema visual en torno a las dualidades: la de esas dos adolescentes que tienen quince años cumplidos como la protagonista de la canción "Para ti" de Paraíso -se puede considerar incluso como un corto basado en ese tema- y la fusión personal-sexual entre Eusebio Poncela y Marisa Paredes. Muy metidos en la estética tardo ochentera de la post-Movida yuppie, sus alucinados 30 minutos cagan, por supuesto, por todo Almodóvar, todo Colomo y todo Trueba.

Pero el mayor descubrimiento de esta sesión fue la selección de "Último grito", un programa contracultural-juvenil dirigido y presentado por José María Íñigo en 1968-69 y precedente directo (y bastante ignorado) de espacios de culto posteriores como "La edad de oro" o "La bola de cristal". Con escasez de recursos y la precariedad global de la época en España (tele en blanco y negro, inexistencia de algo parecido a una industria cultural y del ocio, censura ideológica), Íñigo realizó un programa atrevido, muy humorístico, rebelde y, al mismo tiempo, muy informativo y sociológicamente revelador sobre cómo los movimientos de vanguardia internacionales penetraban en España.

Zulueta contribuyó de forma importante a su desarrollo: hacía los títulos de crédito y filmaba los sketeches y cortos que se iban insertando en el programa. De entre ellos, el más mítico es "La cerillera huerfanita contra Papá Noel", epítome de un estilo iconoclasta y surrealista plagado de humor negro que, en este caso además, fue protagonizado por Carmen Santonja, de Vainica Doble. Sus imágenes en blanco y negro bajando por las escaleras de los Mostenses (esas que pasan junto a la antigua redacción de Mondo Sonoro y que van a dar al Low) no se me olvidarán nunca.

Íñigo buscaba la confusión entre realidad y tomadura de pelo: luego entrevistaba a La cerilllera Huerfanita como si fuera número 1 en España con la misma seriedad que si fuese un artista 'real' (ojo a ese componente de subversión no redescubierto hasta la telerrealidad freak de los 90) o te sacaba el vídeo de un tal Ismael, supuesto superventas en Francia, cantando en un descampado entre ovejas "La Tarara" sin que quedase claro si eso iba en serio o era una soberana coña.

Tampoco tenían desperdicio los reportajes en los que informaban sobre tendencias en boga. En su análisis del pop-art, después de dejar claro que el pop es arte y "no lo que conocemos ahora aquí por pop, que eso es ye ye", acaban sosteniendo que, debido a la inexistencia de una industria publicitaria como la de los países plenamente metidos en la sociedad de consumo, lo más parecido a arte pop en España en ese momento son los carteles de cine (de eso Zulueta sabía un rato) y, a continuación, salen a la calle y le empiezan a preguntar a la gente si les parece que los carteles de la Gran Vía son arte y si se comprarían uno y lo pondrían en el salón de su casa. Otro interesante reportaje es el que dedican al surf, un deporte por entonces desconocido en el país y que habían comenzado introduciendo los guiris en la playa de Zarauz.

Otro interesante aspecto es la labor -paralela a su película, de la misma época, "Un, dos, tres, al escondite inglés"- de Zulueta como autor de lo que se puede considerar como proto-videoclips, al experimentar personales montajes visuales que sirviesen de ilustración a canciones de los Beatles, The Mothers Of Invention o Barry Ryan.

Tras más de una década de silencio -sólo cubierta por su cartel para la película "Ataque verbal" de M. Albaladejo-, Zulueta ha vuelto a trabajar. Si nada se tuerce por enmedio, él hará (de hecho, creo que la está haciendo ya) la portada del álbum de debut del grupo coruñés Triángulo de Amor Bizarro. Un acontecimiento que todavía no sabemos si será suficientemente ponderado.

Canción del día: "Wöekenender" (Ninety Nine)

Frase del día: "La Patti us saluda i us dóna records des de casa. Els nens van a l'institut i non ens en podem refiar de deixar-los" (Bruce Springsteen, literalmente, anoche en su concierto en Barcelona)

Mañana jueves, Inbetween Diyeis en el Transmission (Sala Ya'sta, C/ Valverde, 10) de 1.00 a 4.00. Entrada libre.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Deseo encontrar la fuente, a ser posible definitiva, de todo el cine Serie B, sea o no de ciencia ficción. De sobra es sabido que es un género apócrifo y no es excesivamente popular.
Quisiera tambien dar con el lugar donde pueda obtener todo este cine.
Gracias.

2:13 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home