martes, marzo 14, 2006

"Mix Tape. The Art Of Cassette Culture". La vida en una Basf de 90.

Gracias eternas a Víctor y María por regalarme este libro de importación, editado por Thurston Moore, de Sonic Youth. "Mix Tape" está dedicado, en efecto, a glorificar o reflexionar sobre las cintas caseras que la gente grababa para otras personas, contextualizar el fenómeno y poner de manifiesto su valor vital y artístico. Es una obra profundamente pasional, con espíritu fanzinero y muy underground. Lo que hace Moore es pedirle a amigos suyos del mundillo que escriban alguna experiencia personal relacionada con el tema y, aparte, que le pasen copias de las portadas o el contenido de alguna mixtape que haya supuesto algo para ellos.

La principal conclusión es que, en esta era de cd-r y mp3, la cinta representaba otro tipo de unión con la música y ha sido, por lo que veo, francamente importante como parte de las experiencias vitales de varias generaciones. Algunas de las historias que se cuentan en el libro son francamente enternecedoras. El propio Moore, por ejemplo, recuerda la época en que el nacimiento de la cultura hip-hop le fascinó tanto que se compró un tremendo loro de estos que llevaban los b boys por la calle para la furgoneta y allí se iban escuchando cintas y cintas durante las giras. Dice que cuando Kim Gordon entró en el hospital para tener a su hijo le grabó una caja entera de mix tapes "Todavía las veo flotando alrededor y me retrotraen a aquella época", escribe.

Portadas caseras, la pura magia de ver los títulos escritos a boli y escuchar las canciones, secuenciaciones hábiles o no, cintas temáticas o eclécticas, canciones para seducir a alguien o para introducir a alguien en determinado tipo de música, egocintas o cintas para psicoanalizar a su destinatario... las posibilidades eran casi infinitas y, por eso, como dice Thurston, "intentar controlar el intercambio de música es como intntar controlar un asunto del corazón. Nada va a pararlo".
"En el futuro, cuando los científicos sociales estudien el fenómeno de la mix tape, ellos concluirán -con un lenguaje elegante- que era una forma de discurso espécifica de finales del siglo XX, luego reemplazada por la 'play list". Esta enorme cita es de Dean Wareham (Luna, Galaxie 500). Su historia personal de cinta de mezclas es igualmente tierna. Dice que las dos más importantes las hizo en el 87: una para su futura novia (¡le funcionó!), y otra para sus amigos Damon y Naomi, con quienes formaría Galaxie 500 a continuación. Luego son los propios Namon y Daomi quienes contribuyen escribiendo unas líneas sobre lo influyente que fue esa cinta de cara a la formación de la banda. ¿Qué incluía? Temas de Jonathan Richman, Link Wray, Moe Tucker, Dream Syndicate, Robyn Hitchcock, That Petrol Emotion, Joy Division, Pere Ubu y Mission Of Burma, entre otros.

Un tal Matias Viegener, también acertadamente, habla sobre la cinta de mezclas como, al igual que cualquier forma de arte folklorico, un intento de volver a capturar la inocencia perdida. Slim Moon, fundador del sello Kill Rock Stars, enseña parte de las cintas que le grabó Tobi Vail (Bikini Kill) y que, sabemos, hizo lo propio con similares resultados con Kurt Cobain. "Tobi fue la persona que más me enseñó de rock y de política, tanto social como personal", dice Moon. Y la cineasta Allison Anders cuenta que Tarantino hizo una cinta titulada "True Romance" y les dio copias a Patricia Arquette y Christian Slater con las canciones que sus personajes en la peli del mismo título ("Amor a quemarropa" en España) se daban entre sí.

En fin, historias e historias que son un buen complemento a lo ya dicho también en el libro "Alta fidelidad" o canciones de similar espíritu como "Ballad Of A Mixtape", en el último disco de Comet Gain. El tema es inabarcable pero, quizás mañana o sino otro día, continúe con él.

Canción del día: "It's All Over" (The Broken Family Band)

Frase del día: "Si elegimos a los políticos es para no tener que pensar nosotros todo el tiempo" (Homer Simpson)

8 Comments:

Anonymous rob gordon said...

Las principales culpables de que me guste la música que me gusta son las personas que en algún momento de mi vida me grabaron con cuidado y cariño una de estas "mix tapes". Las tengo todas guardadas como oro en paño.

1:24 p. m.  
Anonymous javier feedback said...

Entrañable lo de la cinta. Lo de grabar un cd-r es mucho más aseptico y frío (y sin el placer de la cinta). Ese libro ¿lo hay traducido al castellano?

1:39 p. m.  
Blogger David said...

No, no está traducido, Javi. Sólo import.

2:11 p. m.  
Anonymous Kurique said...

Dos Mix Tapes de mi tio, Tdk D90, son culpables de todo. Estabna pinchadas, es decir todas las canciones enganchadas porque él tenía un pub en Murcia, y era el pincha, una canción se mezclaba con otra. Una Session del 1987.

Una de blues. Tardó más en que me picase: Muddy Waters, Stevie Ray Vaughan, Koko Taylor, Howlin' Wolf...

La segunda, esa sí que saltó: R.E.M, Steve Earle, Jason & The Scorchers, Blasters, Stray Cats, Del Fuegos, Chris Spedding, Long Ryders, Green On Red... Todo el Nuevo Rock Americano y compañía

Las guardo, hechas polvo...Pero sin duda me metió el gusanillo...

Y voy comprando discos de aquellos grupos poco a poco.

3:00 p. m.  
Blogger David said...

¡Importante! Se me olvidaba a hacer mención a que se cumplen 20 años del C-86, aquella mixtape regalada por el New Musical Express que dio origen a todo un movimiento (Wedding Present, Primal Scream, Pastels o Heavenly estaban allí). Es decir, fue el primer movimiento creado en torno a una cinta de mezclas.

3:46 p. m.  
Anonymous Calros said...

Yo era tan perezoso que casi no tenía cintas. Durante el tiempo que el vinilo, cd o cassette prestado estaba en mis manos lo escuchaba hasta el aburrimiento. Luego la devolvía, aferrándome a lo que había quedado registrado en mi memoria. Es curioso que con esa actitud hacia la música, algo tan importante para mí, no la mantenga en otros ámbitos de mi vida, también tan importantes...

4:04 p. m.  
Anonymous carolina said...

ay, yo también tengo ese libro y me encanta. sobre todo las portadas de cintas que recoge. yo aún guardo algunas, pero me arrepiento de haber tirado muchas más de las que guardo...

12:17 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola, amigos. Por si os interesa, os aviso de que existe un libro que recopila cientos de portadas caseras de Cd y cassette. Está editado por Belleza Infinita y se titula "Gracias por la Música". Enhorabuena por el blog, que está muy bien. http://www.bellezainfinita.org/publicaciones.html

1:30 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home