viernes, marzo 24, 2006

Cronología de frikismos de los Flaming Lips

Esta extraña semana (invierno en primavera, sensibilidad convulsa y algún momento que extrañamente invita a volver a creer en la humanidad) ha sido aderezada para mí con frecuentes escuchas de The Flaming Lips, un grupo en el que creer, a veces demasido ido de la olla, pero que ha sabido reflexionar como pocos sobre filosofías de la existencia. Tras mi entrevista al bajista Michael Ivins (en 20 minutos sólo le pude hacer tres preguntas, en la primera invirtió 12 minutos) volví a replantearme cosas sobre la función del arte en la vida humana, la necesidad de mostrar que todavía hay magia en este mundo (la de enamorarte con alguien mutuamente o ver crecer a una planta son ejemplos que dio él) y lo difícil que es criticar a un artista cuya mayor intención es hacer feliz a la gente sin ser hortera. No me gusta su nuevo álbum, "At War With The Mystics". Es un poco mierda pseudoprogresiva, pero lo que más he estado escuchando (gracias a una versión del soulseek en la que se escuchan los cuatro cedés sincronizados) es el sorprendente y flipante "Zaireeka". A continuación, y para regocijaros durante el finde, incluyo la versión íntegra de la cronología de frikismos del grupo que hice para el Metrópoli (texto publicado hoy).

1985. En uno de sus primeros conciertos, teloneando a The Jesus & Mary Chain, finalizaron su set con una versión de Pink Floyd, probablemente lo más anti cool que podían hacer.

1988. La banda sueña con un disco que sea un collage completo de ruido. Al final la idea se queda en un tema, “Hells Angels Cracker Factory”, de su álbum “Telepathic Surgery”.

1989. Idean los “Unscientific Experiments”: Investigar si 30 horas sin sueño podrían provocar alucinaciones.

1990. En los créditos de su álbum “In A Priest Driven Ambulante” figura que todos los temas duran lo mismo (3’ 26”). En realidad, era una broma: las duraciones son todas diferentes.

1992. Tras firmar un millonario contrato con Warner, deciden grabar "Hit To Death In The Future Head" en un amplísimo estudio montado en una universidad. Se habla de que grababan a gente gritando en los pasillos y que metían guitarras en los WC y arrojaban agua sobre ellas. Contrataron a una orquesta y luego la despidieron. La intención era hacer real la música que oían en su cabeza, pero no funcionó, así que decidieron introducir samples de la banda sonora de Michael Kamen para la película “Brazil”, lo que retrasó seis meses la salida del disco por problemas de derechos. El último tema es un loop de cuarenta segundos que se repite durante 35 minutos.

1995. Se disuelve “La Iglesia del pelo de Michael Ivins”, un grupo de fans que llevaban parches con esa inscripción en homenaje a la tupida cabellera del bajista. Ese año él había decidido cortársela. Actualmente está calvo.

1996-97. Wayne Coyne reclutó voluntarios en Oklahoma para participar en el “Parking Lot Experiment”: conciertos en aparcamientos cubiertos para los que grabó casettes con diferentes sonidos y los repartió entre los voluntarios para que los hiciesen sonar en las radios de sus coches. Él dirigía la orquesta (o sea, sincronizaba los diferentes sonidos) dando órdenes con un megáfono. Repitieron el show en el festival de Roskilde (Dinamarca) en 1999.

1997. Graban “Zaireeka”: un cuádruple album pensado para que suene simultáneamente en otros tantos reproductores. Se dijo que alguno de los temas incluía frecuencias tan extremas que podía provocar desorientación o nauseas. Rolling Stone le dio cuatro estrellas y el “New Musical Express” un diez sobre diez.

1997-98. “Boombax Experiment”. En los doce meses siguientes al “Zaireeka” y ante la imposibilidad de hacer una gira convencional con ese álbum, la banda dio esporádicos conciertos entregando radiocasettes portátiles a miembros del público y dirigiéndolo, al estilo del “Parking Lot Experiment”.

1999. Siguiendo al álbum “The Soft Bulletin”, idean “The World’s First Headphone Concerts”: pantallas de video en alta fidelidad, cámaras en miniatura en el micro, sangre de mentira, marionetas, confetti y un gong. Además, repartieron transistores y cascos entre el público para que la experiencia fuera más intensa. Será el esquema (sin radios) que seguirán en los conciertos posteriores, a los que añadirán números como disfrazar en cada ciudad a amigos suyos de animales y meter proyecciones de los Teletubbies.

2006. Tras más de un lustro de elaboración, finalizan “Christmas On Mars”, película realizada y protagonizada por ellos y que narra las primeras navidades de unos científicos destinados en Marte. Aunque no se estrenará en pantallas comerciales (irá directamente a DVD), el grupo tiene previsto hacer algunas proyecciones en locales acompañadas de un gran sistema de sonido, máquinas de nieve y otras sorpresas “en un gran evento visceral”.

Canción del día: "Home" (Jane Birkin)

Frase del día: "¿El representante del festival de magia? Creo que ha desaparecido" (yo mismo)

3 Comments:

Anonymous El fantasma de Bruce Lee said...

Chuck Norris no caga..., libera rehenes. Oh yeah!

1:59 a. m.  
Anonymous xoansinho said...

fantásticos siempre los flaming lips (me caen tan bien que creo que no soy demasiado abjetivo al decir que su último disco a mi si me gusta).
tuve la suerte de verlos en la gira del soft bulletin en paredes de coura y afirmo sin rubor que fué el mejor concierto de mi vida.

también pude ver como al año siguiente con el mismo show, la mal entendida "profesionalidad" del fib se cargaba por completo el concepto creado....
un abrazo david!

12:43 p. m.  
Anonymous los flaming lips said...

No es eso, no es eso.

4:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home