martes, febrero 28, 2006

"Capote", de Bennett Miller. El gran capullo en persona.

Aviso a navegantes: si no has visto la película y la vas a ver, igual es mejor que no leas esto.

Primera trampa de la película estrenada en España como "Truman Capote" (¿quizás para evitar que la gente se crea que es una peli sobre toreros?): pese a lo contundente del título, no es un biopic. En realidad, "Capote" es una película sobre el proceso creativo, centrada exclusivamente en los cinco años que duró la elaboración de "A sangre fría". El retrato del personaje parte primordialmente de este aspecto y es terminado de construir en base a otros aspectos tocados indirectamente. Lo más llamativo, sin duda, es su ambigua relación con Perry Smith (uno de los asesinos-protagonistas de su novela) y la manipulación de esa supuesta amistad para conseguir que su libro alcance la máxima gloria creativa. Pocas veces (y, creo, casi ninguna en relación con la creación literaria o periodística) se ha explicado tan bien cómo el fin justifica los medios.

Pero, tras esto, subyacen otros temas de fondo: la interesantísima relación entre Capote y Harper Lee, que, al tiempo que le sacaba las castañas del fuego y actuaba como su Pepito Grillo, escribía "Matar a un ruiseñor" (se ha hablado mucho de Philip Seymour Hoffman pero muy poco de la contenidamente brillante Catherine Keener); y, también, la doble vida y doble moral de un escritor complejísimo, un tipo que reinaba en el star system de la época, se emborrachaba con Bogart y John Huston, cenaba con Marylin y luego se reía cínicamente de ellos en sus corrillos ante gente que le seguía las gracias. O que pagaba a un revisor del tren para que le felicitara por su obra. Típico freaky e inadaptado, encontró en la fama y el ego, en ser un tremendo hijo de puta, sus disfraces perfectos para enfrentarse al mundo, aunque en pequeños momentos muestre también su sensibilidad y algo de compasión. La bajada a los infiernos que supone su incursión en la América profunda para novelar el asesinato de unos pobres granjeros y las implicaciones psico-sociológicas que llevaron a sus autores a cometerlo, es una forma de que Capote descubra su otro yo en la otra América: la de Richard Avedon y la pobreza aún heredada de la Depresión, muy bien filmada por Bennett Miller casi a ritmo de slowcore.

Miller, por cierto, debuta en el cine con esta película, aunque anteriormente dirigió el documental "The Cruise", sobre la vida de un guía turístico en Nueva York (tenemos que verla, Ashtray Girl). Contenida, punzante, inteligente y con muchos más elementos que el cacareado de "la-gran-interpretación-del-actor-que-hace-de-Capote", es el complemento perfecto tanto de la novela como de la (magistral) adaptación cinematográfica que de ella hizo Richard Brooks en 1967. Tanto ella como "Capote" han sabido llevar al cine el espíritu que el escritor aplicó a su obra maestra. Lástima, por cierto, que en un salto mortal metacinematográfico, no se retrate la implicación que tendría el escritor en la peli de Brooks (rodada muy poco después de la ejecución de los asesinos y la aparición de la novela). Al parecer, el propio Brooks expulsó del rodaje a Capote después de que éste se fotografiara con los actores que interpretaban a los asesinos.

Canción del día: "Love Is Stronger Than Whitchcraft" (Robert Pollard)

Frase del día: "¿Sólo me recordarán por El Nota? Pues sí, ¿por qué no? Mierda, ¿por qué no?" (Jeff Bridges)

10 Comments:

Anonymous Ashtray girl said...

me parece bien, y despues de verla .... que te pareceria irnos a NY ?? te prometo que me curraria tanto el viaje que "ese guia" a mi lado no tendria nada que hacer.besitos

5:20 p. m.  
Blogger David said...

Por mí estupendo ;-P
Por cierto, creo que en la peli esa hay un momento en que el tío cuenta cuando lo arrestan por subirse a lo alto de un rascacielos para tener mejores vistas de la ciudad.

6:52 p. m.  
Anonymous Ashtray girl said...

me identifico totalmente con ese tio....je je je, ese es de los mios!!.

6:58 p. m.  
Anonymous Sr.Atlántico said...

Esto de ser un parado sin recursos me deja siempre en limitación de condiciones por no poder ir a ver las películas...R Brooks fue un gran director, yo lo respeto, esta peli nosé, todo lo que cuentas me parece interesante pero la pelicula a priori no me tira(con la política esta d tocahuevos que me traigo por aquí...), mas que nada por el rollo de actor manierista haciendo su gran interpretación...me da un poco de grima lo admito...
Por otro lado y ya que yo ando algo impedido para ir al cine a ver si te ves la nueva de malick y me/nos cuentas...en el caso de que te interese claro...yo aún tengo pendiente a trier...1saludo david.

1:22 a. m.  
Blogger David said...

¿Malick? ¿Pocahontas? Creo que paso, Sr. Atlántico.
Aunque ya me toca poner a caldo alguna peli para que tú la pongas bien ;-)

11:37 a. m.  
Blogger estibaliz... said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

4:34 p. m.  
Blogger estibaliz... said...

Capote tiene el honor de ser el único cuentista de este sistema solar que me ha hecho sorber la lagrimilla. ¿Es grandioso Capote? Ni idea.

Claro que la idea de que los tipos que pueden parecernos grandiosos son tremendos hijos de puta y que la-buena-gente-normal de andar por la calle -esa que devuelve cosas a objetos perdidos y se quita méritos en pro de méritos ajenos, etc.- jamás llegará a nada, es ciertamente seductora.

PD/ El retrato de Marilyn del libro Retratos resulta cálido y de angora. Con ese ansia de glamour, al menos.

4:35 p. m.  
Blogger David said...

Que sepan que yo no he suprimido ningún comentario

9:01 p. m.  
Anonymous trafficsound said...

Anduve enamoradídima de Capote hace sólo un mes. Estas reviviendo mi platónico amor a través de tu post.

Celebro habeerte encontrado

(por si acaso, no suelo emocionarme así...)

ah, te dejé un comentario en febrero, por BAUHAUS, escrbiendo desde el puerto.

Estaré atenta a otro post tuyo.

Chao.

12:03 a. m.  
Blogger elenarendezvous said...

Oye me encanta éste blog, Ya no escribes? Me encanta de verdad, muy didáctico. Lo encontré de casualidad, después de una discusión sobre la muerte de Ian Curtis, en la que me negaban que hubiera muerto viendo a un pollo bailando en la tele. Gracias a tí gané la apuesta.

Saludos

8:11 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home