miércoles, octubre 05, 2005

Ventajas de que un guitarrista se llame igual que tú

Hasta ahora sólo os había expuesto los inconvenientes de que un profesor de guitarra de Ladinamo se llame igual que yo, de las crisis de identidad, problemas de ego y ese tipo de tragedias. Pues bien, hoy os voy a hablar de lo positivo. Hace poco, un promocionero sueco afincado en Madrid me preguntó si yo tocaba la guitarra y que quería formar un grupo, que sus influencias eran Gluecifer, Hellacopters y no sé quién más. Después de parar a imaginarme por unos segundos tocando en una banda de metal rock escandinavo, de lo que me di cuenta es de que la gente que todavía se piensa que doy clases de guitarra -y, por lo tanto, se me presupone un guitarrista experimentado y de depuradísima técnica- me trataba con mayor admiración y respeto, como diciendo "al loro, este no es el típico chupatintas músico frustrado, éste controla". De repente es como, sin comerlo ni beberlo, hubiese adquirido una autoridad adicional, una posición de mayor privilegio y respeto dentro de la prensa musical. Ahora voy a los conciertos y los guitarras de los grupos nuevos (o no tan nuevos) se ponen nerviosos si me ven en primera fila controlando cómo hacen los punteos y los acordes. Si supieran la verdad..., creo que a partir de ahora voy a fomentar el equívoco.
Y además, al otro David Saavedra seguro que le conviene la confusión. Le irá más gente a sus clases pensando que él es ese crítico musical tan genial y con tan buen gusto ;-)

Canción del día: "This Home On Ice" (Clap Your Hands Say Yeah)

9 Comments:

Anonymous alberto said...

...Si tuvieras buen gusto no dirías que el peor disco de Le Tigre es This island. Quieto parao!

2:10 p. m.  
Blogger David said...

A ti lo que te pasa es que te gusta la de bigote

2:17 p. m.  
Anonymous calros said...

Alberto...¿Le Tigre van de malditas?

5:09 p. m.  
Anonymous alberto said...

A mí los bigotes no me gustan que son de fachas.
Le Tigre dejaron de ir de malditas cuando ficharon por una multinacional, justo cuando le dejo de mola a un tal saavedra y algún que otro crítico musical: casualidades de la vida, supongo jeje

5:30 p. m.  
Anonymous el alto said...

El tal saavedra está conchabado con una multinacional?!?!?! que callado se lo tenía...

5:47 p. m.  
Blogger David said...

No tiene nada que ver con las multis sino con su reinvención hacia el electroclash de garrafón.

6:04 p. m.  
Anonymous Calros said...

hablando de Le Tigre, no sé si Kathleen Hanna es bollera, pero a mí me pone. La del bigote es una pionera de una moda que se está imponiendo en los últimos tiempo, solo hay que ver a CocoRosie.

9:54 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

no sé si apostar por el bigote tras estos comentarios, pero vaya, que lo de sacar provecho del clon de uno (onomásticamente hablando, o sea, del tocayo)me parece el colmo de la sofisticación de la era after punk, o after the bomb o after eight o loqueseaesto. Gracias a google conocemos (o sabemos de la existencia de)a los que comparten con nosotros esa pequeña nota íntima que es llamarse así o asá. Y podemos hasta conocer sus gustos. Sus aficiones. Su talla. Pero lo mejor es que lo respeten a uno porque por ahí por el mundo anda un individuo que ha tenido el buen gusto de llamarse como nosotros, se dedica a algo del gremio y la gente nos solapa las identidades. Así se lo pasa uno mejor que zipi y zape tiñéndose los pelos para intercambiarse. Pero ojo, pequeno Deiviz, también puede haber un David Saavedra entrenador personal de Bush (con derecho a roce oval). Y ahí el juego de los nombres deja de tener su gracia...o no

2:06 a. m.  
Blogger David said...

Anónymus, deja de cortar el rollo, anda!

11:31 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home