miércoles, abril 13, 2005

Cool Britannia

Tres años después de la primera vez, ayer volví a entrevistar a Noel Gallagher en Londres. Suena muy cool pero no lo es tanto. Intento explicarme: el concepto de "entrevista a músico en el extranjero" nació (o debería haber nacido inicialmente) como una forma de pillar al personaje en su hábitat para poder retratarlo en profundidad: estar con él en su casa, verlo en el local de ensayo, asistir a un concierto suyo... este tipo de cosas. Actualmente las entrevistas promocionales que se hacen son de otra manera: generalmente el tipo, con las horas contadas, recibe a periodistas de todo el mundo en la suite de un hotel o las oficinas de su discográfica como si fuera la consulta del dentista, y cada periodista va pasando a razón de (en el mejor de los casos) media hora cada uno. La discográfica española te paga los billetes de avión para ir y volver en el día (antes te pagaban hotel, pero con la crisis ya no) y una vez en la ciudad en cuestión, te buscas la vida para llegar al sitio a tiempo y tal (antes te acompañaba alguien de la discográfica, pero ahora, con la crisis, ya no). ¿Por qué hacen esto así y no una entrevista por teléfono? Muy fácil: la coartada "viaje", que suena muy bien pero es una chorrada, es una buena forma de establecer prebendas entre los sellos multinacionales y los grandes medios de comunicación. "Yo te invito a ir a Londres y tú me das portada", etc; un instrumento de márketing alternativo consentido y tragado por los medios, cada vez más dependientes de este tipo de cosas. Mis dos últimas experiencias en este aspecto han sido especialmente estresantes. Tanto a la penúltima con Nick Cave como a ésta con el monoceja llegué con horarios muy ajustados y encima con retrasos en los vuelos, lo que situaba a la experiencia como algo más cercano a un concurso de Miguel de la Quadra Salcedo que a una experiencia glamurosa en plan "mi relajado encuentro con las estrellas y bla, bla, bla". No me estoy quejando: considero que mi curro es el mejor del mundo, al menos para mí, pero me hacen gracia este tipo de situaciones absurdas que te hacen ver en qué tiran por la borda su dinero las discográficas. Bueno, el caso es que, tras encontrar la forma más rápida de llegar al lugar de la entrevista (que, para mayor difcultad, encima cambiaron sobre la marcha) y llegar con sólo tres minutos de retraso sobre el horario inicialmente previsto, me dice el tipo de la compañía inglesa que Noel se tiene que ir a ensayar irremediablemente en 25 minutos y que sólo tengo ése tiempo para hacer la interview. No fue una gran entrevista, el personaje ha perdido interés y lo único que quería era quitársela de encima, pero el Noel siempre te regala alguna perlita en medio de todas esas machadas que no se cree ni él. La del día (valga como frase del ídem), fue acerca de su perspectiva con el tiempo de lo que fue el britpop: "Sólo se hicieron cuatro discos buenos: Definitely Maybe, What's The Story Morning Glory, Urban Hymns y.... ¡¡Parklife!!"
También dijo que el último gran álbum hecho en el mundo fue el primero de Kings Of Leon. (Sorry, no me quedan fuerzas para descojonarme más).
Por lo demás, no veo Londres muy cambiado (por cosas de estas, siempre acabo teniendo que ir todos los años). Se mantiene su aspecto insalubre y esa mezcla de arquitectura victoriana con atmósferas tipo "Blade Runner",nubosidad radiactiva, olor a fritanga multicultural y vestigios ultra palpables de la revolución industrial del XIX. En las pocas horas que estuve, sólo me dio tiempo a adentrarme un poco en el Soho pero también pude quedar con Carola después de un mogollón de años sin verla. Me dio vidilla y alegría reencontrar a una compañera Pardilla feliz con su vida londinense y ahora llevando la promo en un sello de música electrónica. Todavía quedan desafortunadas excepciones, pero al final hay a quien no nos ha ido tan mal.

Canción del día: "Tom Courtenay" (Yo La Tengo)

5 Comments:

Anonymous aafgod said...

cuantas cosas cuentas en tu blog. lo de las compañias lo tenemos muy hablado. de oasis mejor no hablamos. pero lo que más me gusta es tu encunetro con una amiga después de años. no se, suena bien.

4:59 p. m.  
Anonymous irita tirita said...

vamos... un frikismo como tantos otros...

y gracias al frikismo tu has estado en London, te has adentrado un poco en el Soho, has visto a Carola y te pagan... y yo aqui sigo... en mi habitacion y a dos velas :-(

5:16 p. m.  
Anonymous el largo said...

Carolina sí que es cool.

5:20 p. m.  
Anonymous gitanitadear said...

pufff,menudo viajecito...para entrvistar a ese FULANO.
a mi oasis no me gustan,ni gustaban nada y el tio me parece un fantasmón increible.

en mi clase del cole también habia un monoceja ,nosotros lo llamabamos UNICEJ,...que crueles somos los niños :P

gracias ( y a la rosita también)por la llamadita de happy birthday :)

y como me gusta esa cancioooon!!!!

7:08 p. m.  
Blogger David said...

Gitana, nosotros teníamos a un C.J. en el cole.
Irita Tirita: me has demolido, a ver si en la entrada de mañana te convenzo de que hay cosas más tristes que los caballitos pony.
Largo y aafgod: pues sí, al carallo con el Gallagher, el acontecimiento fue ver a Carolina, sin ninguna duda.

7:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home