jueves, marzo 24, 2005

Autosuficiencia

Hola. Estoy en casa de Alberto y acabo de ver el famoso vídeo de Autosuficiencia (Parálisis Permanente). Tiene el extraño encanto de aquellas cosas de los 80 tan explotadas ahora con una nostalgia oportunista que me llevaría muchas entradas analizar a fondo. En el clip (el grupo tocando en una casa -que, por cierto, era de un famoso crítico musical cuyo hijo es otro famoso crítico musical y buen amigo-) se ve a tres de sus cuatro miembros tocando (falta Ana Curra, ¿dónde estaba?) y luego imágenes de su líder, Eduardo Benavente, en plan "qué underground soy", con una pinta a medio camino entre Bauhaus y el Will More de la peli "Arrebato" y un deje de macarrismo yonqui cañí. Hay vídeos de la Movida y aledaños que molan precisamente por esa inocencia con la que estaban hechos, las ganas de epatar y una falta de referentes camuflada con imaginación o con los pocos recursos que había en la época. En casa de Luis he visto algunos de los aparecidos en la cuestionable recopilación "La edad de oro del pop español". Ahí se puede comprobar que Las Vulpess tenían más de voluntad que de verdadera calidad (bueno, nadie les podía presuponer calidad a Las Vulpess), vimos las pintas de Polanski y el Ardor (otros yonquis cañís), a unos primerizos Siniestro Total haciendo play-back punk con gaitas y un cocodrilo de plástico en el micro de Germán Coppini o la rompedora puesta en escena de Ejecutivos Agresivos en "Aplauso": batería en el centro y todos haciendo el conas a su alrededor, con el cantante detrás de todo. O a Glutamato Ye-Ye tirando bocadillos al público mientras cantan (recuerden, Iñaki con bigote a lo Hitler) "Todos los negritos tienen hambre y frío".
El comentario entre los que lo vimos fue unánime: hoy en día es imposible ver en la tele algo equivalente a esto. Ni siquiera grupos como Astrud pueden soñar con colar una actuación suya entre María Isabel y Amaral. Los tiempos han cambiado, mediáticamente para mucho peor, y quizás eso haya ayudado a revalorizar las propuestas de hace 25 años, aunque tomadas no siempre de forma fidedigna.
De todos modos, y pese a los indiscutibles avances en la escena, la prensa y el panorama audiovisual, la pérdida de la inocencia se ha traducido en una suficiencia apoyada en una mayor amplitud de formación y referentes. Esto es: más competitividad, (aparentemente) más canales de difusión, más técnica, más nivel pero menos imaginación y menor poder de sorpresa. Hoy he visto también el dvd "Divina Lluz", canciones del grupo asturiano Mus como excusa para una película de Ramón Lluis Bande. El grupo actuando y una supuesta historia de vacío y muerte contada en planos fijos desde detrás de puertas con textura de imagen de vídeo digital. Un aburrimiento, una pedantada de cuidado, una puta mierda. Necesitamos una Nueva Nueva Ola que rompa de una vez con todas con esta petulancia de los que se van de artistas profundos por la vida y encima se piensan que así se acercan a "la realidad del pueblo" y bla, bla, bla. (La música de Mus, no obstante, es muy bonita).

Canción del día: "Todo nos parece una mierda" (Astrud)

Frase del día: "Estoy tan estresado que esta mañana le di un beso a mi perro y un baño antipulgas a mi novia" (El Payaso Krusty)

Famosos avistados: Juan Manuel de Prada (Gran Vía)

1 Comments:

Anonymous El alto said...

Habría mucho que decir sobre cómo fueron aquellos últimos setenta y primeros ochenta, mediáticamente hablando. Pero lo cierto es que en TVE hubo unas apuestas por la creatividad, e incluso la más clara transgresión, que no se han vuelto a repetir nunca de manera tan contundente.

4:01 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home