viernes, marzo 04, 2005

Las tortugas también vuelan

Esta mañana fui al pase de "Las tortugas también vuelan". Es una película kurda que ganó la Concha de Oro en el último Festival de San Sebastián. Se ambienta en el kurdistán iraquí poco antes del inicio de la guerra de Bush y narra un episodio en la vida de varios niños en un campamento de refugiados. Suelo ser reacio a ver ese tipo de pelis (en primer lugar por asociarlas con cineastas tan plastas como Abbas Kiarostami y, en segundo lugar, porque me puede dar un mal rollo que te cagas). Ha sido el segundo caso, para nada el primero. Es una peli muy bien narrada, cinematográficamente excelente, y sobre todo devastadora. En mi primera impresión, está al nivel de "Los olvidados", "La vendedora de rosas", "Ciudad de Dios" o incluso "Ladrón de bicicletas". Tiene muchas peculiaridades que no me apetece explicar, pero el caso es que me quedé acongojado. Tanto, que pese a todo el curre que tenía me quedé a la rueda de prensa, probablemente la que más me ha incitado a la reflexión de todas las que he acudido. El director, Bahman Ghobadi, trabajó en vivo con niños reales (varios de ellos mutilados por minas) e intentó reconstruir cosas que les habían sucedido, un poco en la línea de "In This World" de Michael Winterbottom. Al igual que con esa peli, al final Ghobadi ha conseguido que algunos de los niños actores puedan tener una educación o incluso que se les pongan prótesis de brazos en Berlín. A veces una película puede tener utilidad hasta ese punto, pero lo que más me ha hecho pensar ha sido ver que el tío no iba con esa previsible sensación de redención y esperanza, en plan "he hecho esta peli, ha sido duro, pero todo ha terminado: he tenido un premio en Europa, se va a estrenar por ahí, la va a ver la gente y estos niños serán felices". Pues no. Todo el tono fue de desesperanza total. "Ya conozco la historia, vengo aquí, ustedes me hacen preguntas, lo que digo sale en los periódicos, pero todo para mi gente va a seguir igual. Irak es un país con mucha más riqueza natural que España y Occidente ha creado guerras constantemente para robárnoslas y para que puedan tener comodidades y salas de cine como ésta. ¿Qué esperanza puedo tener?". Un periodista le preguntó qué edad recomendaba para ver la película. El director casi se ríe en su propia cara. "¿Cómo lo puedo saber yo? Nuestros niños no tienen nada que ver con los suyos. Ustedes les han robado la infancia".
No fue tan amenazante el tono como lo que parece en estas líneas pero el contenido era tan veraz y tan sincero que no creo que mucha gente se atreva a aceptarlo. En mi caso, fue una sensación de impotencia bastante grande. España sigue siendo uno de los mayores fabricantes y exportadores de minas antipersonales.

Canción del día: "Waiting For The Siren's Call" (New Order)

Frase del día: "Hoy en día ser liberal en España no es tarea fácil" (José María Aznar)

6 Comments:

Anonymous JoseMari said...

Me da que tú y un liberal que yo me sé vais a tener una charla cuando aparezcas por aquí. Uuuuuuuh, miedo me da...
Por cierto, yo pensaba que lo único que volaba en Irak era el petroleo...Bueno, amén, de la pierna de alguno cuando pisa una de esas minas antipersonales que fabrica España.

10:52 p. m.  
Anonymous irita tirita said...

que mal rollo tío...

el mundo está lleno de injusticias... y lo peor es pensar que nosotros formamos parte de ellas aun sin quererlo

5:04 p. m.  
Blogger David said...

Je, los liberales de Coruña son extrema izquierda comparados con la "vanguardia" de Madrid...

6:32 p. m.  
Anonymous darkent said...

Como coño se postea aquí?...mi comentario de ayer ha desaparecido!

1:45 p. m.  
Blogger David said...

Qué raro! Yo esto no lo controlo, pero si lo recuerdas vuélvelo a intentar...

5:44 p. m.  
Anonymous darkent said...

Sí, lo recuerdo a medias! Tenía dos partes. La primera podría resumirse con la frase "Todo en este mundo me parece una mierda". Y en la segunda parte (de la que me acuerdo mejor) decía que da igual cómo se ponga este señor, si fue politicamente correcto o si se quitó los pelos de la lengua para dar la charla...el caso es que, tras lo relatado, incluso tendría derecho a abofetear al que firma la frase del día, por ignorante!...pues la ignorancia es el peor de los defectos humanos y el que engendra la mayor parte de los restantes. A ver si de esta va! salu2 David, eres la poia!

11:05 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home