miércoles, febrero 23, 2005

Underground

Ahora que el pensamiento oficial dice que la música se está muriendo por culpa de la gente que en vez de gastarse 15 euros por un disco de Alejandro Sanz prefiere buscar medidas alternativas, casi me acabao creyendo que se ha muerto hasta la música callejera o la del metro. La culpa de pensar eso es mía porque desde que vivo en el centro el metro no lo piso mucho, la verdad. El caso es que yo, que soy tan así, también me había formado una opinión alternativa contra eso: culpaba de la desaparición de los músicos subterráneos a 1) la estandarización de la fórmula ecuatoriana, que ha aburrido al público y ha dejado de hacer que eso sea "rentable", y 2) la generalización de la amplificación, que en vez de alegrar la mañana a la gente que va a currar, le da un dolor de cabeza extra. Pues bien: ayer se subió al metro un tipo con una guitarra, hizo una briosa versión del clásico "Shake Rock'n Roll" y luego le cambió la letra cantando cosas en plan "la invitaré a cenar/ la llevaré a bailar/ si ustedes me dan una pequeñita ayuda". Me dieron ganas de darle un abrazo. Se notaba que el hombre estaba poco puesto en estas lides: llevaba sólo una pequeña tacita para recaudar, no un sombrero o un bolsón como los grandes profesionales del "busking". Se fue rápido al llegar a la estación, yo le tiré mis monedas apresuradamente y sonriendo, pero una rebotó y cayó al suelo.Me dio tiempo de recogerla y volvérsela a tirar, me dio las gracias y salió corriendo diciendo "gracias, tío, es que he quedado con mi novia"!. Muy Frank Capra todo, pero realmente auténtico. Lo mejor del tipo es que, con un poco de picaresca, parecía subvertir con su canción el espíritu del rock clásico pero en realidad le estaba haciendo recuperar todo su valor original: yo te vendo mis ilusiones y tú me das dinero. No está mal ahora que la corriente hegemónica en el rock parece ser la de "yo te cuento mis penas y si no te interesan te jodes pero no te olvides de pagarme".
Esta mañana se subió un músico amplificado. Bases de pararapachim a toda hostia, y el tío, con aspecto triste, cantando por el micro en plan crooner e idioma ininteligible sin que le llegara la voz. El vagón estaba medio vació y nadie se inmutó. Ni puto caso, vamos. Muy Aki Kaurismaki.

Libertad para los blogueros (y para todos) en Irán

22 de febrero. Día para pedir la libertad de Mojtaba y de Arash, dos bloggers que han sido perseguidos por las autoridades de Irán por defender sus ideas a través de Internet.
Libertad para ellos y para todos.
Solicita la libertad de los blogueros con una carta a la Embajada de Irán en España. Calle Jerez, 5. 28071 Madrid.
Committee to Protect Bloggers | Free Arash and Mojtaba

Canción del día: "Snow In Summer" (The Cure)
Frase del día: "Incluso el artista tiene derecho a ganar dinero" (Somerset Maugham)

3 Comments:

Blogger Rob Gordon said...

Has incluido tu palabra fetiche en tu texto de hoy!!!! Premio para quien averigue cuál es. Yo en pocas ocasiones me he encontrado con un músico en el metro que me llamase la atención y consiguiese pararme. Mala suerte. Sólo una vez uno consiguió hacerlo con una versión de Oasis, y eso que yo los odio bastante. Curioso.

4:45 p. m.  
Anonymous David said...

Pista: la palabra fetiche no es "austrohúngaro"

5:37 p. m.  
Anonymous estíbaliz said...

Tu palabra fetiche es una "subversión" de los hechos? Bueno, Deibin, en cualquier caso me gusta tu palabra fetiche. Cuando yo iba en COU mi palabra fetiche en los exámenes era "leitmotiv", mire usted qué parvada. Facíame jracia. Parecía unha marca de leite xermánico-musical.

Biba tu blog

8:50 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home