lunes, junio 26, 2006

Rompiendo el silencio

SUSANA HIDALGO - Madrid
EL PAÍS - 26-06-2006


El movimiento okupa alzó ayer la voz en pleno centro de Madrid con la ocupación del antiguo cine Bogart. Más de un centenar de personas entraron por la tarde en un edificio, el número 7 de la calle de Cedaceros, al lado del Congreso de los Diputados. Los ocupantes forman parte del movimiento social Rompamos el Silencio que agrupa "a gente de la izquierda autónoma anticapitalista". Los antidisturbios vigilaron durante toda la noche el edificio.

Entre los ocupantes hay "parados, estudiantes, trabajadores precarios... gente harta de la vida en esta ciudad que se ha vuelto insostenible", explicaron los encerrados. Éstos no quisieron dar nombres ni asociaciones: "Huimos de la sopa de letras que suponen las siglas". La acción de ayer se engloba dentro de la Semana de Luces Social 2006 y que el movimiento social pretende prolongar hasta el 1 de julio. Durante esta semana habrá charlas y talleres sobre urbanismo y vivienda, exclusión y marginación social, antimilitarismo o globalización y resistencia.

La ocupación del cine Bogart, que según los convocantes lleva cerrado al menos cinco años, comenzó a las siete y media de la tarde. "Hemos cogido un edificio abandonado que está enfrente del Congreso de los Diputados porque es ahí donde se deciden las políticas de vivienda que hacen imposible acceder a un piso". La idea de los encerrados es desalojar el edificio cuando termine la semana de lucha social. Ya el año pasado hicieron lo mismo con un edificio de la calle San Bernardo.

Los okupas entraron en el cine Bogart por la puerta principal, tapada por una verja oxidada, que cedió casi al instante. "No hemos usado la violencia; ha sido tan fácil entrar que es una muestra de cómo se dejan deteriorar los edificios", contó Nacho, uno de los organizadores de la acción.

Agentes de la Unidad de Intervención Policial (antidisturbios) que custodiaban el lugar no dejaron a los cientos de simpatizantes que había en el exterior acercar comida a los encerrados. Y entonces empezaron los cánticos: "¡Lo llaman democracia y no lo es!". "Tiradnos alpiste" bromeaban los okupas. A medianoche la policía seguía vigilando el edificio. Poco después, sobre la una de la mañana, una veintena de okupas abandonó el inmueble de forma voluntaria.

El cine Bogart tiene cinco plantas y por sus ventanas se asomaban por la noche los concentrados. Del viejo inmueble colgaban varias pancartas: "Solo no puedes, con amigos sí. Okupa tú también" y "Rompamos el Silencio". La convocatoria había sido difundida principalmente a través de Internet (www.rompamoselsilencio.net). En la planta baja se arremolinaban unas 50 personas, separados de los antidisturbios por la verja del edificio. Las paredes del cine están empapeladas con carteles viejos y medio arrancados. "Estamos sin comida ni bebida pero pensamos aguantar todo lo que haga falta", explicó por el teléfono móvil uno de los concentrados.

Canción del día: "My Mom" (Kimya Dawson)

Frase del día: "El que no folle bien que no moleste" (chapa que llevaba una chica)

2 Comments:

Anonymous iritatirita said...

nos vamos a unir la gitana y yo cuando nos consuma la desesperacion por no encontrar piso... y tu tambien davidiño!!! todos unidos jamas seremos vencidos!!!

12:57 p. m.  
Anonymous ashtray girl said...

eso esta hecho!!

7:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home