jueves, junio 22, 2006

"Los amantes del Pont-Neuf", de Leos Carax, y "La ardilla roja", de Julio Medem. Revisitando los mitos.

En estos días en Coruña, inmovilizado por una gripe inoportuna, aproveché para recuperar (las tenía recientes en dvd) mis dos películas favoritas de entre las estrenadas en 1993. Con 22 años tu inocencia de cara al cine (y a la vida) es evidentemente distinta, quizás mejor, pero ambas pelis me impactaron sobremanera en su momento, cada una en su estilo.

Vistas con el paso del tiempo, me ha hecho gracia encontrar ciertas similitudes: ambas son historias de amor no convencionales y con cierto grado de truculencia. En ambos casos, lo pasional es exacerbado por el egoísmo de los amantes masculinos, que se superpone a la voluntad de hacer feliz a la otra persona, mientras que la amante femenina prefiere optar por la ocultación, bien para no hacer infeliz a la otra persona, bien por una actitud más de juego, menos seria, menos 'amour fou'. En las dos pelis, también, los amantes se conocen en una situación extrema y huyendo de un amor trágico anterior. Y también coinciden en un aspecto curioso: si Nancho Novo intenta aprovecharse de una Emma Suárez amnésica, Denis Lavant intenta hacer lo propio con una Juliette Binoche tuerta. En ambos casos, al macho no le conviene que la hembra solucione su tara. Finalmente, si "La ardilla" es una comedia con rasgos de tragedia, "Los amantes" es una tragedia con rasgos de comedia. Si la primera tiene más de juego travieso, de puzzle, la segunda es un drama visceral con pretensiones de realismo sucio pero, en ambos casos, sorprenden las salidas de tono, cosas que se cuelan en medio del metraje sin saber muy bien a qué vienen (un ejemplo: Emma Suárez cantando ópera en la ducha en "La ardilla", otro: el encadenado de rostros de hombres que se duermen por acción de los somníferos en "Los amantes").

Pero otra conclusión quizá más importante a la que he llegado es que, mientras "La ardilla" (como, me temo decirlo, y espero réplicas) ha perdido capacidad de impacto y se sostiene menos con el paso del tiempo, al igual que el resto de pelis de Medem, "Los amantes" me ha ganado enteros. Vista de nuevo, me subleva su aproximación al drama amoroso mezclado con realismo crudo (las imágenes de los mendigos al comienzo de la peli), lo ya provocador de por sí del argumento y la multitud de detalles que lo convierten en un film diferente, sudoroso, subversivo, en vena.

Es la anticomedia romántica perfecta (dos mendigos alcohólicos, una Juliette Binoche andrajosa y tuerta, un Denis Lavant piesnegros que no parece conocer más vida que esa) y, como recuerdo haberle contado el otro día a Sr. Atlántico, un claro puente -valga la oportuna expresión- entre el cine de Jean Vigo, el de Jean Eustache y el posterior de Erick Zonca. Lo increible (que se pongan a hacer esquí acuático en mitad de la noche, por ejemplo) se hace creíble en medio de otras muchas escenas memorables: el delirium tremens alcohólico-romántico bajo los fuegos de artificio, las carreras de libertad por la playa (con, ojo, la nada gratuita silueta de Lavant empalmado) o incluso esa primera escena con el túnel y el coche a punto de atropellar al protagonista que, sin ninguna duda, inspiró el videoclip de "Rabbit In Your Headlights" de Jonathan Glazer para UNKLE. Pero también es subversivo el crear la apariencia de que todo va por un camino negrísimo y tristísimo y, en los momentos menos esperados, endulzarlo con momentos que son puro vodevil. Además, y por supuesto, creando personajes con sus bellezas y sus miserias con los que se busca que el espectador simpatice sin juicios morales.

En la edición en dvd que tan gentilmente me regaló César (gracias, César) se incluye un interesantísimo documental que cuenta las numerosas tribulaciones que pasó Carax para finalizar su película y que, de extenderla un poco más, se habría anticipado a la que recientemente se hizo sobre el proyecto de Don Quijote de Terry Gilliam: problemas presupuestarios continuos, productores que se piraron dejándolos tirados y, sobre todo, la épica de, a falta de permisos municipales, cómo se tuvo que reconstruir todo el Pont-Neuf y aledaños en un gigantesco decorado (el más caro de la historia del cine francés) en un pequeño pueblo perdido de la comarca de Lamargue y cómo afectó eso a la vida de la villa. Las entrevistas finales a los paisanos, una vez el decorado se finalizó, no tienen desperdicio: "¿alguna vez estuvieron en el verdadero Pont-Neuf?" "Si estuvieron, ¿me podría indicar en qué dirección quedaría la torre Eiffel?".

Este verano vuelvo a París. No duden que también volveré a visitar el Pont-Neuf y, si Ashtray Girl secunda mi frikismo, sé en qué banco nos sentaremos. Quizás Hangtheguille me pueda hacer otras oportunas recomendaciones turístico-cinéfilas.

Canción del día: "Lost Weekend" (Lloyd Cole & The Commotions)

Frase del día: "Hollywood no mató a Marilyn Monroe, son las Marilyn Monroe las que están matando a Hollywood" (Billy Wilder, feliz cumpleaños donde quiera que estés)

Famosos avistados: Bunbury (Aeropuerto de Barajas)

4 Comments:

Anonymous hangtheguille said...

me has metido el dedo en el ojo con el comentario sobre la vigencia y capacidad de impacto de la ardilla. Hace mucho que no la veo y le tengo un cariño tan grande que me da nosequé que le ocurra eso.
En esos bancos del pont-neuf se hizo también julio cortazar unas fotos míticas en la época de rayuela. Yo me hice una foto igual.
En St. Germain visita el cafe de flore y el deux magots que es donde se encontraba alexandre a veronique en la mama y la puta. Y son los bares donde se refugiaban algunos y otros tramaban en aquellos días de mayo.
Cerca del Sacre Coeur hay un montón de callejuelas típicas del rohmer más cosmopolita y menos periférico. ay, yo supongo que volveré en octubre o noviembre, pero si nos vemos antes de que te vayas te hago alguna recomendación. Sí, me acuerdo obligado, visita los "passages" hay unas tiendas antiguas de articulos relacionados con el cine muy buenas, libros antiguas, revistas, cahiers, posters y demás a precios buenos.

11:55 a. m.  
Blogger David said...

Merci!!

2:48 p. m.  
Anonymous Carolina said...

Qué curioso, justo ayuer me debatía entre "Los amantes del pont Neuf" y "sid y Nancy", las dos las vi por la misma época y las dos me dejaron flipada. Opté por sid y nancy, pero esta noche toca Pont neuf...

Qué envidia lo de París...

6:39 p. m.  
Anonymous íchina said...

Lo mejor del Pont Neuf, el chiste que cuenta Binoche... XD XD XD XD XD XD

9:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home