viernes, marzo 19, 2010

Entrevista a Klaus & Kinski

El 5 de abril saldrá a la venta "Tierra, trágalos", el esperado (y excelente) segundo álbum del dúo formado por Álex Martínez y Marina Gómez-Carruthers. Con este motivo -y con el de su próximo concierto en el festival South Pop de Sevilla- les he entrevistado para el Metrópoli (ha salido en el número de hoy, aunque todavía no está en la red). Aquí va la entrevista completa.

Para empezar, me gustaría saber cómo habéis vivido el último año y medio, desde la salida del anterior álbum: el recibimiento de la crítica y el público, los conciertos y festivales… ¿Cuál diríais que ha sido vuestro momento más álgido?, ¿cómo os sentisteis en el FIB ante el público guiri?
(Marina) Pues, sobre todo, con incredulidad. Como no nos había pasado antes, pues no sabíamos que sacar un disco traía tantos extras de serie. Desde luego que tocar en el FIB fue como sacar matrícula en indismo. Curiosamente salieron los pocos españoles que había de debajo de los toldos y se acercaron a vernos. Fue especialmente guay ver a amigos y antiguos profesores entre el público.

¿A qué creéis que se debe la buena acogida que habéis tenido hasta ahora?
(M) En mucha parte, a que hemos tenido mucha suerte. El resto… supongo que a que somos unos pesados que hemos obligado a todos nuestros amigos y conocidos a que nos escuchen a la fuerza.
(Álex)Es un poco extraño el que nosotros mismos hablemos acerca de si nuestra música puede parecerle al oyente que merece la pena, así que no lo haremos. Firmamos una hipoteca de alto riesgo con Satán.

¿Estáis contentos de cómo sonáis en directo?
(A) Depende del sitio, básicamente de la acústica del lugar y del equipo disponible. Cuando las condiciones son malas o regulares, nuestro hándicap es que tenemos mucho más que perder que otros grupos, especialmente para sacar la voz de Marina o para darle volumen a la cosa y que pueda quedar potente. La lotería del amor.

Una de las cosas que veo que más llaman la atención a la gente son los “speech” de Marina entre canción y canción. Algunos lo han definido como “humor murciano”, pero no sé si es así. ¿El público está demasiado acostumbrado a los grupos con pose seriota y que se lo toman todo con demasiada gravedad?
(M) Siempre me prometo no volver a contar nada, pero los nervios me traicionan y mira, me salen todas esas inconveniencias. Es que se me hace un poco raro ver tantas personas calladas mirando en mi dirección. Creo que más que que otros grupos se tomen las cosas más seriamente es que están concentrados con sus pedales, acordarse de la letra, meter barriga, etc.

El sample del principio de “Deja el odio para después de comer”, ¿es un discurso de Hitler?
(A) Sí. Es que ni Mussolini, ni Stalin, ni Pol Pot se adaptaban tan bien a la música, ni arengaban con tanta carga emotiva. Ya sé que la gente luego podrá decir que si los nazis patatín y patatán, o que si nos fascina la extrema derecha, pero es que Hitler es Hitler, al menos desde un punto de vista estrictamente musical.

Creo que el humor negro se ha atenuado un poco con respecto al primer álbum, pero también veo que insistís en una actitud crítica ante ciertos comportamientos llamémosles pusilánimes. Antes en “Teléfono de la esperanza” y ahora en “Mamá, no quiero ir al colegio” o “Brilla como una estrella”. Esta última va sobre los foreros, como una actualización de “Señora azul” de CRAG, ¿no? ¿Es así? En ese sentido: ¿os consideráis un grupo que manifiesta una actitud moral?
(A) Bueno, en “Mamá, no quiero ir al colegio” no se critica ningún comportamiento pusilánime y cobarde sino más bien se aboga por él, se suplica por él. Será un alarde de inmadurez, pero yo no entendía ni entiendo que a nadie le apetezca crecer y trabajar y enfrentarse con la vida, cuando te puedes quedar bajo la manta cobardemente escondido, durmiendo. El pusilánime soy yo. “Brilla…” no habla sobre ningún foro ni sobre el público en general con acritud, sino que juega con la contradicción de hacer música y enseñarla y la incomodidad que genera la atención que te presta la gente, y los juicios, buenos o malos. En realidad la escribí pensando en Marina, sabiendo que se sentiría cómoda cantando lo de “no me gusta que me puedas escuchar”. Y una actitud moral se manifiesta en toda acción artística. Esta frase queda de una pedantería insoportable, pero puedes poner que lo ha dicho Adorno o Kant o Rita la Cantaora.

¿Es cierto que “Eres un sinvergüenza” va sobre un ex jefe? También percibo esa actitud de odio tan Morrissey, que se contrapone de nuevo contra cualquier idea de melancolía cabizbaja, pusilánime…
(A) No exactamente, ni tiene por qué. Es una canción de odio universal, como se supone que son las de amor. El resto son cosas de las que le gusta contar a Marina. Aunque sí que es cierto que nos gusta cierto pop con un punto de mala leche.
(M) Yo sí que tengo muchos jefes que apalear, pero no me salen letras con que hacerlo, así que me apropio las de Álex para mis venganzas personales.

¿Os preocupa el paso del tiempo y todo lo que eso acarrea? Eso me parece en “Los niños muertos” y “Luego vendrán los madremías”…
(A) No concibo nada más preocupante ni angustioso que envejecer y morirse, al menos para una mentalidad atea. Mucha gente lo lleva bien, pero no sé cómo lo hacen.

¿Qué es lo más extraño que habéis oído/ leído sobre Klaus & Kinski?
(A) La verdad es que no nos acordamos ahora de algo divertido, que seguro que lo hay. Por responder con generalidades, a veces nos hace gracia cómo la crítica busca comparaciones con grupos que puede que no nos interesen o que ni conozcamos. La palabra “influencia” está manoseadísima. Los críticos a veces hablan de influencias cuando lo que quieren decir es a qué les recuerda. Supongo que igualmente esta será una respuesta estándar de músico. Preferiría haber contado una anécdota divertida.

Pregunta tópica para finalizar. ¿Cuáles son vuestros planes y expectativas para este año? ¿Tocaréis mucho?
(A) Depende de lo que nos llamen, y de que por supuesto los promotores cumplan nuestros excéntricos y alocados requerimientos de cátering. De momento hay bastantes cosas, y aún no ha salido el disco. Espero que no lo anulen todo cuando se edite y lo oigan.
(M) Mudarnos a una casa con armarios y cocina decentes, lo que cualquier ama de casa querría.

Canción del día: "Hollywood" (Marina & The Diamonds)

Frase del día: "En mis películas, todo es fortuito salvo el azar" (Eric Rohmer)

4 Comments:

Blogger supersalvajuan said...

Rohmer, la hierba, ver crecer la hierba. Vaya tostones de películas.

9:57 a. m.  
Blogger So Young said...

Rohmer, la miel, no se ha hecho la miel para la boca del asno. Uno de los grandes.

7:07 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Apetece mucho la continuación de tu hoguera. Espero que sea mejor que la de Los Punsetes

8:23 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

hace más de 1 año d esta entrevista, son el mejor grupo ibérico de la nueva era y... curisear un poco por la red sobre ellos, el mejor pasatiempo

11:56 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home