martes, junio 03, 2008

Primavera 08. Reflexiones tras la resaca.

Creo que ésta ha sido, junto a la de 2005 (la primera en el Fórum) la mejor edición del Primavera Sound. Los principales indicadores de ello: que, como en aquel año, abrí y cerré el festival todos los días y que el margen de efectividad a la hora de escoger conciertos y fliparlos fue muy alto.

Entre las novedades, destacaría la inclusión de un nuevo escenario, el Vice, que estaba prácticamente metido en el mar y en el que se vieron algunos grandes conciertos pese al centenar de escalones que había que subir y bajar.

Estos fueron los bolos que más me gustaron:

-LES SAVY FAV. Su líder es una verdadera caña. Antes del concierto estaba recolectando juncos de junto al escenario para decorarlo, no paró quieto en todo el show, se cambió de vestuario más veces que Madonna, montó una sentada, subió a las gradas y no tuvo límites a la hora de llegar hasta donde pudiera en sus múltiples incursiones entre el público mientras, detrás, la banda se salía como una verdadera máquina de encadenar noise-rock y post-punk. ¡Qué guitarras!

-PORTISHEAD. Vi sólo el primero de sus dos conciertos (el del Auditori me dijeron que fue todavía mejor y que finalizó con invasión de escenario y abrazos) pero fue absolutamente apabullante. Pura emoción y, además, con el mejor de los repertorios posibles ("Sour Times", "Cowboys", el final con "We Carry On"...)

-SHELLAC. El ambiente era absolutamente eléctrico (pogo salvaje incluido) y ellos dieron el mejor de los tres conciertos que les he visto en estos años. Sonaron como unos verdaderos hijos de puta y, pese a que repitan ciertos trucos, siempre les quedan guay. La interpretación de "The End Of Radio" fue para ponerles un monumento en medio del Fórum. "Martina Navratilova, I wanna sponsor you!!!!"

-YOUNG MARBLE GIANTS. Sonaron igual de bien, de precisos y de emocionantes, que si estuviésemos en 1979 pero, además, si entrabas y no sabías nada sobre ellos, no te creías que fuesen canciones de hace casi treinta años. Su entrañable hieratismo hizo estragos sentimentales.

-A PLACE TO BURY STRANGERS. La revelación del festival. El trío neoyorquino se apoya en las mismas bases que The Jesus & Mary Chain pero nunca en su puta vida los hermanos Reid sonaron igual de bien. Ruido celestial entre un manto de neblina que me cogió por las entrañas me electrificó y me obligó a bailar pogo como un burro en la primera fila.

-ANIMAL COLLECTIVE. Hicieron un concierto como "de estadio", más accesible que los que les había visto anteriormente, con un repertorio de "grandes éxitos" entre los que incluso entró algún tema de Panda Bear. Demostraron así que, cuando no se van de vanguardistas pesados en plan "hacemos música para nosotros mismos", su impacto gana mucho.

-THROBBING GRISTLE. Parecían cuatro oficinistas que, parapetados tras sus mesas, han aparcado la confrontación para volverla una pieza de museo. Su inyección de ruido mientras proyectaban "A Cease To Exist" (su salvaje film porno-gore-underground de 1977) podría haber sido escandaloso hace años pero, viéndolos hoy en día, convirtieron la transgresión en un entrañable acontecimiento de memoria histórica.

-BON IVER. Muchísimo mejor en directo que en disco, con infinidad de matices que, a la revelación de la americana de este año, le aproximaba más al genio percutivo de Low. Grande la presentación de sus compañeros de banda: "He's got a lot to give".

-HEALTH: Percusiones infernales, ruido, potencia, un frontman salvaje (el animador, no el cantante) que parecía un clon de Angus de Liars... pura adrenalina. Al lorito con ellos.

-MISSION OF BURMA. Me perdí el principio porque coincidía con TG, pero lo que vi fue realmente maravilloso. Eso sí es "emo-rock" y lo demás son tonterías. Y a pesar que, finalmente, Bob Weston (Shellac) no tocó con ellos -o al menos yo no lo vi-.

-IT'S NOT NOT. Como Les Savy Fav pero en pequeño.

-SCOUTT NIBLETT. Más aire fresco para el formato de moda (guitarra-batería) con una canción de autor confesional que ella defendió con aplomo y unas virtudes interpretativas gloriosas.

-VAMPIRE WEEKEND. Reprodujeron su disco casi tal cual. Y con lo bueno que es el disco... pues eso. Fiesta.

-THE GO! TEAM. ¡¡¡¡Fiesta!!!!

-BOB MOULD. Sonó mal y además creo que se equivocaron al ponerlo en el Escenario Cd-Drome (el peor de los seis que había), pero mantiene su energía intacta. Se presentó casi como en sus días gloriosos de Hüsker Dü y Sugar (solamente un teclista rompía con el formato de power trío) y regaló versiones casi irreconocibles de su fondo de catálogo. "If I Can't Change Your Mind" fue otro de los momentos exultantes del festival.

Me tuve que perder por coincidencias de horarios, y lo siento, a: Public Enemy, Nick Lowe, Felice Brothers, Bill Callahan, Fuck Buttons, Cat Power, El Guincho, Ellen Allien, Buffalo Tom, Stephen Malkmus...

Y, capítulo aparte para Morente y Lagartija Nick. Por coincidencia con Mission Of Burma, sólo pillé los cuatro últimos temas y aquello, realmente, es una experiencia metafísica: duende, mística, misterio y emoción en estado puro. El día 21 peregrino a La Riviera de rodillas si hace falta.

Canción del día: "No More Rain" (Kylie Minogue)
http://www.youtube.com/watch?v=ZrxVJG5VkL8

Frase del día: "Esta vida pide otra" (título del último disco de Tachenko)

4 Comments:

Anonymous Jesús Miguel said...

Pues añado lo que me pareció de los que no viste (curioso, vi muchos de ellos, ahora entiendo porqué casi ni nos vimos en el festival...).

Public Enemy: impactante. Les salió un concierto rabioso, enérgico, intenso y contagioso. Ver eso en el 88 debía ser tremendo.

Cat Power: flojilla. La voz no le llegaba. Los espacios grandes se le vienen, eso, grandes. Mejor en sala. Además, ¿no sonaba muy bajo el escenario Rockdelux? Eso me pareció.

Bill Callahan: escalofriante. La primera vez que le veía y mi impresión fue: este tío no puede dar un concierto malo. Cold Blooded Old Times puso los pelos de gallina.

El Guincho: decepción. No llega al disco. Disperso y sin contagiar la vibración del álbum. La gente se iba y los que estaban allí andaban un poco aplatanados. No hubo fiesta y eso creo que lo dice todo.

1:10 a. m.  
Blogger Hematocrítico said...

Qué manera de rajar del discazo de Bon Iver! Malo malooooo

12:32 p. m.  
Anonymous David Bizarro said...

¡Cabronazo! Te dejaste caer (casi) por todos los que me hubiese gustado...

En fin, por lo menos me quite la espinita de ver a Albini y M.O.B. repitiendo idéntico concierto en la Moby Dick.

Qué te voy a contar: ¡de traca!

Por cierto, el 14 en el Nasti bailaremos la conga al ritmo de Margarita, Grabba Grabba Tape y Ginferno...

¡Que el ritmo no pare!

1:45 p. m.  
Blogger Atapuerkiko said...

Hey David, comparto muchas de tus opiniones en lso que vi. Y comparto la de Jesús Miguel sobre Bill Callaham, me jodió todo el viernes después de él.

10:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home