lunes, enero 16, 2006

La Prensa Nacional (I)

En 1983, cuando se le concedió el Premio Nobel de Literatura a William Golding, autor de la magistral "El Señor de las Moscas", los titulares de los diarios nacionales clamaban alporizados: "El nuevo Nobel de Literatura dice que no ha leído a Cervantes".
En mi sexto de EGB negué a contagiarme del tono censurador y en plan "gran escándalo" de aquellas sentencias. ¿Se supone que todos los escritores del mundo estaban obligados a leer a Cervantes? ¿Lo que decía Golding era desafiante, macarra, o era simple sinceridad? Y, sobre todo, ¿quita validez a una obra el desconocer determinados momentos de la historia de la literatura?
Tres o cuatro años después, mi hermana me regaló "El Señor de las Moscas". Fue mi libro de cabecera de aquel verano y durante otros muchos años del resto de mi vida. Y, por supuesto, inmensamente mejor que "El Quijote".
Para quien quiera ver algún tipo de moraleja en esta historia, sólo se me ocurre una: desprecia los titulares de los periódicos españoles.

Canción del día: "Jenny Ondioline" (Stereolab)

Frase del día: "No veo yo por qué Brian Wilson puede fabricar ululantes y tiernas melodías y no puedan hacerlas Los Pecos" (José M. Gómez en "Metrópoli")

2 Comments:

Anonymous el alto said...

Al César lo que es del César: no he encontrado ningún titular ni contenido escandaloso al respecto en El País de la época (octubre-diciembre de 1983). Pero me resulta muy creíble de otros medios del momento.

No me resisto a dejar para la carnaza pertinente esta joya de hemeroteca:

Golding es un autor poco leído por los escritores españoles, pese a que la mayor parte de su obra ha sido traducida y editada en castellano o catalán. Escritores como Cela, Buero Vallejo o Torrente Ballester no le han leído y otros no se han interesado particularmente por su obra. A Francisco Ayala El señor de las moscas no le pareció "gran cosa" y cree que es un escritor de cierto auge entre los adolescentes.

Para otros autores, como el uruguayo Juan Carlos Onetti, El señor de las moscas es "una obra muy hermosa y admirable". "La leí hace años y todavía recuerdo la belleza del ambiente en que se desarrolla".

(El País, 7-X-1983)

Ah, y los Premios Nobel de Literatura tampoco es que sean una joya que premie a los mejores de cada momento. Ejemplos hay de flagrantes no-premiados. Como los Oscar, vamos. Aunque claro que siempre gusta que gane uno que nos mole.

4:20 p. m.  
Blogger estibaliz... said...

Bueno, este post é moi bo, como o de Shelley Winters. É o único que podo dicir.

E que non lin El señor de las moscas, o cal non quere dicir que non poida facelo no que me queda de azarosa vida.

Un tamén ve con devoción os libros que aínda non leu. As cousas que nunca fixo. A xente que aínda non coñeceu.

Todo iso ten a súa gracia.

Bicas, señor Deibin, queda pouco para que cumpra 30.

10:15 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home