sábado, enero 14, 2006

La FM global

En estos ociosos días que me he pasado en A Coruña una de las cosas que retomé y que hacía tiempo que había perdido fue la costumbre de escuchar la radio musical. Al instante descubrí por qué me había hartado de ello. Aquel medio que en su momento había sido en cierto modo educador, creador de una cultura sonora en la gente, se ha convertido en los últimos años en algo tan pobre y aburrido como una especie de radiofórmula global sin opción a la sorpresa o a una excitación mínima. Da igual que sea M80, la Cadena Dial (por exclusiva hispana que sea), Cadena 100, Kiss FM, Europa FM o su puta madre: en todas ellas rotan los mismos -y escasos- hits de las tres últimas décadas, empalagosos, higiénicos y estandarizados. La fórmula de la radiofórmula se ha extendido hasta contaminar incluso a los 40, antigua encarnación del mal (je) que ahora sigue el testigo de la Capital Radio británica y otras emisoras de cuya existencia no quiero acordarme: un puñado limitado de hits actuales entre los mismos hits 'clásicos' que suenan en todas las demás emisoras. ¿Una apuesta por la calidad? Ni de coña. Antaño habría que aguantar a Camela o a Paco Pil, pero por en medio igual se te colaba una de 091 o de The Godfathers. En todo caso, casi prefiero escuchar una de Paco Pil que no por enésima vez los éxitos-hasta-en-la-sopa de Fleetwood Mac, Phil Collins, Tina Turner, Elton John o Sting. Es más, tal fórmula ha conseguido incluso que llegue a odiar determinados temas de R.E.M o U2. Cuánto me acuerdo del sketch que aparece en la peli escocesa "Café de noche" del coche cuya radio con una de esas emisoras nunca se podía apagar...
¿Que queda Radio 3? Vale, pero su nivel, también por aburrimiento y por falta de voces nuevas, ha caído en demasía. ¿Radios locales y libres? En Galicia, más bien pocas, pero se agradece el tono más antiprofesional y coloquial de Cuac FM. Cada vez que alguien dice "oye, neno, vamos a escuchar la maqueta de estos capullos" suena a reconfortante soplo de aire fresco. Otras emisoras locales (e incluso el canal musical de la RTG) acaban cayendo también en la radiofómula más rutinaria.
Certificada, pues, la defunción de la FM paralelamente a la de la industria musical, la solución parece encontrarse en las infinitas y multiespecializadas emisoras online (ahí nos puede arrojar mucha luz mi colega Robgordon) y... ¡voilá! las emisoras vía satélite ¡de pago! que se están convirtiendo en uno de los sucesos más cacareados de 2006 desde que se confirmó el millonario fichaje de Bob Dylan como conductor de un programa en una de ellas. Curiosa idea ésta de tener que pagar por escuchar la radio cuando ya ni se plantea hacerlo para escuchar discos.

Canción del día: "No hay a quien culpar" (Abba)

Frase del día: "Eche todo unha feira" (Juanito)

Famosos avistados: Jon Juaristi (Chueca)

2 Comments:

Anonymous Juanito said...

Jajajajajaajaja, en verdad eche todo unha feira. y como dijo Kiko: "en los carteles van los importantes/este carro solo es de comediantes..."
Un abrazo deivin.

9:25 p. m.  
Anonymous el alto said...

Modificándolo un poco, puedes decir lo mismo sobre las llamadas "radios convencionales". En éstas, lo bueno es que algunas permiten descargarte y/o escuchar programas que te interesen cuando quieres.

10:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home