viernes, mayo 22, 2009

"Journal For Plague Lovers", de Manic Street Preachers. Testamento de sangre, ira, dolor y rock crudo.

El 1 de febrero de 1995, Richey Edwards, guitarrista y letrista de Manic Street Preachers, desaparecía misteriosamente sin dejar rastro. Su cuerpo nunca fue encontrado. En noviembre de 2008 se le declaró legalmente muerto. “The Holy Bible” (1994) fue el último álbum al que contribuyó, aunque cuatro textos suyos serían repescados en “Everything Must Go” (96), el álbum más exitoso del, desde entonces, trío galés.

A lo largo de esta década, la carrera de James Dean Bradfield, Nicky Wire y Sean Moore ha ido en caída libre, hasta el punto de parecer unas viejas glorias del britpop sumidas en el olvido. El golpe de mano de repescar en su noveno álbum los últimos textos inéditos escritos por Edwards y ponerles música puede parecer una medida desesperada por recuperar la relevancia perdida, un último as en la manga antes de dirigirse al cementerio de elefantes.

Tal vez sea así, pero funciona, y de qué manera: “Journal For Plague Lovers” podría ser perfectamente el álbum perdido de los Manics entre sus dos obras cumbre, algo a lo que no sólo contribuyen los textos exhumados de Edwards, tan inspirados como siempre en su visión visceral, situacionista e hipersensible de una sociedad en la que no encajaba. La banda, un tanto meliflua en sus últimos trabajos, también recupera la iconografía (repiten portada de la artista Jenny Saville, puerilmente censurada en los supermercados británicos) y el sonido crudo de “The Holy Bible”, a lo que contribuye la producción de Steve Albini. El mismo, y es algo más que una casualidad, que grabase “In Utero” de Nirvana en 1993, un álbum con muchas similitudes con el tercer cd de los galeses y que reafirma los paralelismos artísticos y biográficos entre Edwards y Kurt Cobain.

Temas como “Jackie Collins Existential Question Time”, “She Bathed Herself In A Bath Of Bleach” o “Virginia State Epileptic Colony” emocionan y sublevan engañando al tiempo, como si al fantasma del ex guitarrista aún le sangrase el brazo donde se tatuó “4 real” (De verdad) a cuchilladas.

Publicado hoy en
La Luna de Metrópoli

Canción del día:
"She Bathed Herself In A Bath Of Bleach" (Manic Street Preachers)

Frase del día: "Todos nos emocionamos de alguna manera con este cuento de hadas" (Anne Igartiburu informando sobre el aniversario de bodas de Letizia y Felipe)

2 Comments:

Blogger supersalvajuan said...

¿Cuento de hadas? ¿Eso iba en el guión o era cosecha propia?

9:27 a. m.  
Anonymous iritatirita said...

siiiiii... mucho cuento es lo que hay

12:22 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home