lunes, abril 27, 2009

Disco del mes. "Primary Colours", de The Horrors.

"Some say we walk alone/ barefoot on wicked stone, no light/ And sanctuary found/ never waits around awhile
Marching to the sea/ Their dreams stay in the shadows/ Their dreams stay firmly rooted in the shallows
See the scraping sky/ See my destination/ See my destination there tonight/ So say I walk alone/ barefoot on wicked stone tonight
Will you leap to follow/ Will you turn and go/ Will your dreams stay rooted in the shallows
See the scraping sky/ Far beyond the shallows/ Far beyond the reaches of the shallows
Though youth may fade/ with boyhood's cares/ new fear will catch us unawares/ I know it will
So you might say/ The path we share/is one of danger and of fear/ Until the end"
("Sea Within A Sea")

Cinco rostros distorsionados presentan en la funda la que es ya la mayor sorpresa del año, una verdadera obra maestra de rock oscuro y desafiante que retoma la herencia del mejor after-punk, el shoegazer, el krautrock y la electrónica y lo desfigura como si se reflejase en un espejo roto. Desconcierto, misticismo, amenaza y romanticismo desasosegado se cruzan confusamente en temazos como "Three Decades", "New Ice Age" (hola de nuevo, Joy Division), "Scarlet Fields" o "Primary Colours". Ya hay quien dice que éste es el mejor segundo álbum ofrecido por una banda británica desde "The Bends" de Radiohead.

Aunque esto tiene, en efecto, trampa, considerando que el primero, "Strange House", no era más que un sucedáneo de tantos grupos de garage-punk, con estética entre el rollo Edward Gorey y una fiesta de Halloween, un hit demoledor: "Sheena Is A Parasite" y, en fin, algo que no se preveía que pasase de fugaz fenómeno de temporada.


Ahora, The Horrors adquieren una pose más hierática y retoman el legado de algunos de los mejores grupos de la historia: los citados Joy Division, The Cure, Bauhaus, The Jesus & Mary Chain, Suicide, My Bloody Valentine..., con una actitud creativa que les sitúa unos cuantos pisos por encima de todos los seguidores de este género que han surgido en la última década (Interpol, Editors, White Lies, etc) y con, considero, una personalidad que se impone a la ¿anécdota? de quién ha producido el disco: Geoff Barrow (Portishead) y el famoso director de videoclips Chris Cunningham. Curiosamente, sus dos clips de este álbum han sido dirigidos por Douglas Hart, bajista de The Jesus & Mary Chain en su mejor época y autor de videos míticos para MBV o The Stone Roses.

Si, hasta ahora, por lo más que se había hablado de The Horrors era
por esto, ya hay que empezar a tomárselos más en serio. "Primary Colours" es, de momento, y con permiso del "Merriweather Post Pavilion" de Animal Collective, mi más firme aspirante a disco del año. "Aunque la juventud se pueda desvanecer con cuidados de la muchachez, el nuevo miedo nos cogerá desprevenidos. Sé que será así, así que podrías decir que el nuevo sendero que compartimos es el del miedo y el peligro, hasta el fin".

Canción del día:
"Who Can Say" (The Horrors)

Frase del día: "No puede ser que salgan tipos vestidos de Keith Richards cantando cosas propias de Pimpinela" (Loquillo)

5 Comments:

Anonymous Jesús Miguel said...

Pues muy de acuerdo. Además, los dos vídeos que han sacado son bastante potentes.

6:49 p. m.  
Blogger Hematocrítico said...

De acuerdo totalmente. Quien me iba a decir que me iba a encantar un disco de estos gilipuertas.

7:24 p. m.  
Anonymous laBaronesa said...

Pues yo los veo flojos, para tener unas influencias tan ilustres...Mucha estética y poco resultado.

4:10 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

si es e mejor albun de ellos aun ke no se queda a atras strange house

12:16 a. m.  
Blogger Simon said...

Wow holy moly beautiful stuff man electronic cigarettes would fit perfectly in there.

2:11 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home