jueves, agosto 04, 2005

Big In Japan (y IV)

En Nagoya se acabó la posmodernidad, el homenaje friki-fílmico y toda la vaina. Se acabó, en gran medida, el encanto. El famoso shinkansen o tren-bala (que la gente dice que no es tan rápido pero a mí sí me lo pareció, será porque soy de provincias) nos alejó de Tokio quizás para siempre y nos llevó a una urbe-urbe de la que sólo recuerdo una larga avenida llena de locales comerciales y grandes edificios. La expo, en las afueras, fue un corte de rollo total, con pabellones de países que te metían cuatro chorradas que no me interesaban en absoluto y al final, claro, el tenderete con souvenirs por las nubes. Un indicativo: el pabellón de España tenía al lado un "tapas bar" en el que, por cuatro mariconaditas de diseño, te clavaban 4.000 pelas. Las colas de japos eran monstruosas, probable prueba de que, en realidad, allí cualquier cosa triunfa. Lo demostró la gran acogida a la tuna (de Derecho de Valladolid, por cierto) cuyo viaje fue idea del Pabellón, creo. Los propios tunos fueron los grandes animadores del concierto de La Oreja de Van Gogh en el auditorio. Me aburrí por primera vez en Japón, al menos un poco, aunque hubiese momentos de esos en los que la realidad exótica es tan friki que supera a la ficción de cualquier peli de Sofia Coppola, Takeshi Kitano, Quentin Tarantino o su puta madre. Por ejemplo, entrar en el pabellón de la India y ver a las azafatas japonesas disfrazadas de indias.
Lo mejor de esos dos últimos días: quizás algunas de las entrevistas a músicos (sobre todo Mala Rodríguez: ya hay quien me llama "el hombre que hizo sonreír a La Mala"), y las escenas en el hotel, casi monopolizado por la expedición española, y que tuvieron como protagonistas principales a el Langui y Gitano Antón de La Excepción.Sus peripecias y diabluras se quedarán en secreto profesional por los que allí estuvimos. Casi una semana después, todavía acuso un jet lag físico, mental, anímico y emocional.
Queda clausurado este weblog hasta después del verano.

Canción del día: "Disintegration" (The Cure)

5 Comments:

Anonymous darkent said...

Madre Dave! Esto...me he leido todo de golpe... y me ha entrado un agobio!!! Está claro que para saber lo que es tienes que estar allí, pero nos hacemos una idea por todo lo que cuentas... no me extraña que tengas bajón de todo tipo, no es para menos. Descansa anda! que te hace falta... y por favor, a ver si algún día alguien se anima a poner "a caldo" al Ramoncín, que para seguir con expresiones culinarias, está "hasta en la sopa"

12:50 p. m.  
Anonymous iritatirita said...

pos buen verano chico... te esperamos aqui en la coru...no sera exotico... pero seguro que entrañable o por lo menos divertido jejeje :-)

buen viaje... o mas bien... buenos viajes

1:00 p. m.  
Anonymous el alto said...

Vamos a tener "mono" de este juntaletras que tan bien escribe, aunque uno gane, en cierta forma, al poder verlo por territorios coruñeses.

Que el regreso en septiembre sea mayestático, jeje.

6:36 p. m.  
Blogger Accidente said...

Muy chulo todo. Casi me echo a llorar recordando Shibuya y Ginza. Ahora tienes que abrir una cuenta en Flickr y subir las fotos.

Xx

1:13 p. m.  
Anonymous Rob Gordon said...

Vaya, pues sí que te has tomado en serio eso de las vacaciones! Nada hasta después del verano? Hay gente que se queda en Madrid y que no quiere que el mundo se pare este mes!

Geniales y divertidas tus crónicas japonesas. Vaya experiencia. Eres todo un afortunado. Ojalá pueda hacer algún día un viaje así.

Bicos from Madrí, descansa mucho.

10:27 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home