domingo, enero 02, 2011

Álbumes internacionales favoritos 2010

1.ARCADE FIRE: The Suburbs
Eran lógicamente altas las expectativas sobre lo que depararía el tercer álbum de Arcade Fire tras erigirse en uno de los grupos de referencia del momento con “Funeral” (2004) y “Neon Bible” (2007). “The Suburbs” no sólo las cumple con creces, sino que demuestra que el potencial del septeto canadiense es incluso mayor del que se esperaba. Lo fácil habría sido recrearse en la épica y el vitalismo exacerbado de canciones como “Wake Up”, “Rebellion (Lies)” o “No Cars Go”, seguir explotando una fórmula que, en realidad, están aprovechando más otros grupos que ellos mismos. “The Suburbs” es el más claramente conceptual de los tres discos, una clara reivindicación del formato álbum como un todo en el que cada canción adquiere sentido en su relación con las demás, con puentes constantes entre una y otra y palabras-clave que se repiten sin cesar (también se podría haber titulado, por ejemplo, “The Kids”). Cada corte es como una postal borrosa en la que los hermanos Win y Will Butler y Régine Chassagne reflexionan sobre recuerdos del pasado para entender mejor su situación vital presente, con el entorno siempre como protagonista principal. Hay como una psicogeografía emocional en esa memoria de ciudades en transformación al tiempo que ellos parecían construir su identidad en una confrontación constante consigo mismos y con todo lo que les rodeaba. Y esa actitud también se percibe en las canciones: paradójicamente, el disco de concepto más sólido es el que reúne su conjunto de cortes más ecléctico. Son 16 temas de los que ganan con cada escucha, de estructuras complejas, instrumentaciones variadas y siempre fascinantes, diseñadas para perdurar. Estilísticamente también se renuevan sin dejar de sonar a ellos mismos. Hay un influjo más o menos claro del Bruce Springsteen de “Darkness On The Edge Of Town” y “The River”, aunque sin caer en la imitación. Y, al tiempo, la banda entra sin complejos en el pop de sintetizadores (“Half Light II”, “Sprawl II”) o sobresaltos en forma de rock and roll clásico acelerado (“Month Of May”) o pop pluscuamperfecto (“Empty Room”), sólo algunos picos de estos 64 minutos que encierran la mejor música que se ha podido escuchar en el año que se acaba de ir.

2.DEERHUNTER: Halcyon Digest
Desde que se formara en 2001 en Atlanta (EE UU), Deerhunter ha ganado peso paulatinamente como uno de los grupos más importantes del rock alternativo moderno. El gran salto que les hizo pasar de ser una promesa en ciernes a indiscutible banda de referencia fue su tercer álbum, “Microcastle” (2008), donde el cuarteto evolucionaba desde el noise rock hacia un mundo mucho más exuberante e imprevisible. Deerhunter gira en torno a la peculiar personalidad de Bradford Cox, un genio hipersensible aquejado del síndrome de Marfan y que traduce a su música gran parte de sus obsesiones, en especial la vulnerabilidad, el miedo, la diferencia –véase esa portada reminiscente de la película “Freaks”- y cierta nostalgia de la infancia y la adolescencia. En su cuarto largo, se alían con el productor de moda, Ben Allen –también presente en los últimos discos de Animal Collective- para crear una obra de tono más intimista. Son los sueños y “recuerdos encontrados o inventados” (Cox dixit) los que articulan su temática y sonido. Aunque sea ésta una referencia sobreexplotada hasta la náusea, lo cierto es que a los actuales Deerhunter se les puede aplicar con total justicia el adjetivo de lynchianos, ya que comparten con el director de “Terciopelo azul” el amor por ese mundo onírico, la belleza de lo extraño o lo incomprensible brotando desde lo oscuro e, incluso a nivel musical, un indisimulado gusto por el dream pop y el rock de los cincuenta, algo que aquí muestran con su pastiche de The Everly Brothers en “Basement Scene”. No sólo es el talento del líder el que se muestra: el guitarrista Lockett Pundt hace de contrapeso y aporta los dos temas más vivaces, “Desire Lines” y “Fountain Stars” (éste aderezado por un contagioso saxo). También “Memory Boy” apuesta por una vigorosa melodía pop pero, en general, el disco opta por el ensimismamiento y el misterio y requiere varias escuchas para dejar que esas canciones en las que el subconsciente de Cox parece reflejarse a través de una lente desenfocada te atrapen poco a poco. Resulta imposible no subyugarse ante la extrema emoción a cámara lenta de “Helicopter” o ante la hermosísima elegía por el músico de garage punk Jay Reatard, “He Would Have Laughed”, con un final tan abrupto como el de la breve vida del homenajeado.

3.WOLF PARADE: Expo ’86
Arcade Fire es el gran bastión que ha logrado que todos los dedos apunten a Montreal como el centro neurálgico más creativo del rock independiente moderno, pero junto a ellos se han desarrollado en la última década multitud de bandas casi siempre conectadas entre sí. Wolf Parade fue creada en 2003 por dos mentes inquietas: Spencer Krug (quien también milita en Sunset Rubdown y lo ha hecho en Swan Lake y Frog Eyes) y Dan Boeckner (también en Handsome Furs), y desde el principio surgió como una formación bicéfala en la que ambos componentes se alternarían a la composición y la voz. Su debut, “Apologies To The Queen Mary” (2005), fue casi coetáneo del “Funeral” de Arcade Fire –donde, por cierto, colaboró su batería, Arlen Thompson- y supuso una pequeña conmoción en la escena alternativa por su rock inquieto y vigoroso. Ahora, tras el palo de ciego del retorcido y semi-progresivo “At Mt. Zoomer” (2008) y con la incorporación definitiva de Dante DeCaro (desertor de los otrora prometedores Hot Hot Heat), Wolf Parade han decidido entregar su obra más accesible, que no sencilla: las canciones entran mejor, pero en su construcción interna se mantienen la complejidad y el pulso experimental. “Expo 86” se inspira en la feria internacional que se celebró aquel año en Vancouver y donde estuvieron todos los miembros del grupo durante su infancia. Conscientemente o no, parece que el nuevo sonido del grupo se retrotraiga también a aquella época. No es un revival descarado: la perspectiva moderna se mantiene, pero a las guitarras cargadas de efectos se le suman ahora unos sintetizadores muy ochenteros, mientras que la voz de Krug recuerda más que nunca a las de David Bowie y Peter Murphy. Algunos temas (“In The Direction Of The Moon”, “Two Men In New Tuxedos”) podrían acercarse a lo que hizo Peter Gabriel en sus primeros trabajos, pero son las composiciones de Boeckner las que atesoran mayor poder emocional: más inteligibles, aunque manteniendo cierto halo de misterio y nostalgia insomne, a veces cercana a la épica Springsteeniana, como en “Palm Road”. El punto álgido llega en el penúltimo corte, “Yulia”, que parece ser cantada a su amante por un cosmonauta soviético perdido en el espacio.

4.VAMPIRE WEEKEND: Contra

5.JOANNA NEWSOM: Have One On Me
6.THE NATIONAL: High Violet

7.JUNIP: Fields

8.WORKING FOR A NUCLEAR FREE CITY: Jojo Burger Tempest
9.DARREN HAYMAN & THE SECONDARY MODERN: Essex Arms

10.DREW ANDREWS: Only Mirrors
11.SCARLET’S WELL: Society Of Figurines
12.THE STRANGE BOYS: Be Brave

13.PERFUME GENIUS: Learning

14.SALEM: King Night

15.CRYSTAL CASTLES: Crystal Castles
16.DAG FÖR DAG: Boo

17.MANIC STREET PREACHERS: Postcards From A Young Man

18.M.I.A.: Maya

19.LOS CAMPESINOS!: Romance Is Boring

20.HOWE GELB & A BAND OF GYPSIES: Alegrías
21.LIARS: Sisterworld
22.SCOUT NIBLETT: The Calcination Of Scout Niblett
23.MIMICKING BIRDS: Mimicking Birds
24.PVT: Church With No Magic

25.JAILL: That’s How We Burn
26.TREMBLING BLUE STARS: Fast Trains And Telegraph Wires

27.THE MAGNETIC FIELDS: Realism

28.THE WALKMEN: Lisbon

29.SLEIGH BELLS: Treats

30.MIDLAKE: The Courage Of Others


2001. BJÖRK: Vespertine
2002. LOW: Trust
2003. BENJAMIN BIOLAY: Negátif
2004. NICK CAVE & THE BAD SEEDS: Abbatoir Blues/ The Lyre Of Orpheus
2005. LOW: The Great Destroyer
2006. ROBERT POLLARD: From A Compound Eye
2007. PJ HARVEY: White Chalk
2008. DEERHUNTER: Microcastle/ Weird Era Cont.
2009. BENJAMIN BIOLAY: La superbe

2 Comments:

Anonymous Javimetal said...

Tendré que volver a escucharme el de Wolf Parade, que me sorprende que esté tan arriba, y aunque me había gustado, no me había parecido tan bueno como tú aprecias.

En general, bastante de acuerdo con tu top30.

Saludos.

1:41 p. m.  
Anonymous adri said...

A m'i tambi'en me encant'o el de Wolf Parade. Me ha dado mucha pena su separaci'on.

p.d. Ya no me acordaba de lo complicado que era reproducir los caracteres de seguridad de tu blog :)

3:37 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home